Novedades

Giro de un gobernador peronista clave: ahora se pone al frente para que el martes salga la Ley Ómnibus

Luego de que el Gobierno anunció la eliminación del capítulo fiscal que estaba incluido en el proyecto de Ley Ómnibus, que contemplaba la suba de las retenciones, el gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, dejó atrás su postura disruptiva acerca de la normativa y se puso al frente de la discusión para que «el martes haya sanción de una ley».

«Me parece que es muy importante lo que suceda el lunes, el martes. Nosotros vamos a estar viajando, reuniéndonos con gobernadores y con legisladores para que el martes haya la sanción de una ley«, planteó Llaryora, quien hace tan solo unas horas había anticipado que no iba a «permitir que revienten el tejido productivo de la Argentina».

Durante una entrevista con Radio 10, el mandatario cordobés mostró un cambio de 180 grados respecto de su postura hacia la Ley Ómnibus: «Yo personalmente voy a estar el lunes, el martes, trabajando con los legisladores para poder llegar a un acuerdo y que podamos tener una ley que pueda ser buena para la Argentina».

«Hay que elevar la discusión, salir de las amenazas y las chicanas para construir una alternativa en conjunto. La próxima semana es una semana bisagra, hay que tener ley. Hay que sacar la ley«, subrayó el gobernador peronista, quien cuenta con cuatro diputados nacionales en su tropa, aunque la legisladora cordobesa Natalia de la Sota, que integra ese grupo, aún no tiene una postura definida respecto de la votación.

Con el artículo referido a la suba de retenciones fuera de la discusión parlamentaria, tal como lo indicó el ministro de Economía Luis Caputo, Llaryora cambió su posición y se muestra cercano al oficialismo: «Hay que generar las modificaciones que sean necesarias, pero tampoco se puede dejar lo fiscal como diciendo ‘bueno, después vemos’. Hay cosas fiscales que a lo mejor pueden integrarse. No es un ‘después vemos’, hay cosas que tienen que salir. No es menor que salga o no la ley».

En medio de las críticas de los gobernadores y la dificultad de llegar a los votos para aprobar el proyecto, Caputo anunció este viernes que el Gobierno retirará las medidas fiscales de la ley ómnibus. Se trata de capítulos que incluyen las retenciones y cambios en la fórmula jubilatoria, dos de los puntos que más resistencia cosechaba entre legisladores y gobernadores.

Los mandatarios provinciales habían mostrado sus diferencias con las retenciones establecidas en la ley ómnibus. Lo remarcaron gobernadores del peronismo duro, pero también del peronismo dialoguista, como Martín Llaryora (Córdoba) y representantes de Juntos por el Cambio, como Maximiliano Pullaro (Santa Fe) e Ignacio Torres (Chubut).

Con la disputa por las retenciones superada, Llaryora adoptó una postura dialoguista: «Lo importante es que podamos trabajar todos en conjunto para poder sacar la Argentina adelante».

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, se pone al frente de la ley ómnibus. Foto Enrique Gracia MedinaEl gobernador de Córdoba, Martín Llaryora, se pone al frente de la ley ómnibus. Foto Enrique Gracia Medina

 

«Hay que pasar de un diálogo unilateral a un diálogo franco, un diálogo en el cual podamos sentarnos todos a la mesa. Tenemos buena voluntad para hacer las reformas necesarias para que la Argentina pueda avanzar», sostuvo el cordobés.

Sin embargo, el gobernador pidió «dejar de tomar medidas a las apuradas» y contó que se enteró del anuncio de Caputo a través de los medios de comunicación.

En el final de la entrevista, el cordobés habló sobre la delegación de facultades extraordinarias al Ejecutivo: «Me parece que hay que delegar facultades para tener más rapidez en las decisiones porque estamos en un momento de crisis. Hay que restringirlas obviamente. Son demasiadas las que se han pedido».

compartir