Novedades

Guzmán: «Necesitamos más acciones impositivas para que los ricos no se hagan más ricos»

El ministro de Economía llamó a atacar la evasión tributaria y pidió reforzar los acuerdos de precios para bajar la inflación.

En medio de la incertidumbre sobre el camino que seguirá el Gobierno para reducir el déficit fiscal como parte del acuerdo que negocia con el Fondo Monetario Internacional (FMI), el ministro de Economía Martín Guzmán planteó este miércoles la necesidad de avanzar en «acciones» impositivas sobre los más ricos para reducir la desigualdad.

«Necesitamos acciones de los Estados desde la política tributaria para que haya mayor progresividad, tanto para que los Estados cuenten con mayor capacidad para hacer las políticas económicas, para la reducción de la desigualdad y lograr que no pase lo que viene pasando en el mundo, que los ricos se han hecho más ricos y los pobres se han hecho más pobres«, dijo Guzmán.

Luego de que el mes pasado el G-20 acordó un impuesto mínimo global del 15% a las multinacionales, el ministro pronosticó que «la política impositiva va a ser central en todo el mundo» y planteó una «solución global» frente a la elusión de las corporaciones multinacionales, que «se han beneficiado beneficiado de inversiones del Estado en investigación y desarrollo, e infraestructura»

El titular de Hacienda hizo ese planteo durante las jornadas monetarias organizadas por el Banco Central, de las que participó también el titular del organismo Miguel Angel Pesce. Allí, aseguró que «es necesario que haya mercados de trabajo con más presión, más recalentados que implique la posibilidad de que los salarios reales crezcan».

Según sus estimaciones, la economía crecerá este año más del 9% y la inversión 30%, con un aumento de las exportaciones en precios y volúmenes. «Lo que se ve cuando comparamos la foto de fines de 2020 es progreso«, sostuvo.

Aunque reconoció que «el principal escollo para mantener la estabilidad es la deuda con el FMI» y señaló que hay que continuar con la reducción del déficit fiscal, «dependiendo menos del endeudamiento y de la emisión monetaria«. Guzmán busca cerrar un déficit primario del 4% este año y del 3,3% en 2022, pero el Fondo exige ir más rápido.

El otro requisito es que el rojo fiscal se financie con una menor ayuda del Banco Central. Para el titular de Hacienda, la asistencia al Tesoro tuvo un rol «positivo» y en 2021 «se va reduciendo«. Así, este año se prevé una emisión monetaria del 3,6%, menor al 7,3% del 2020, aunque a costa de una mayor emisión de deuda vía Leliq del BCRA.

Guzmán planteó además que el recorte del déficit fiscal debe ser en forma «virtuosa», con crecimiento de la economía y «mejoras» en la administración tributaria. «Atacar la evasión de quienes deberían ser los grandes contribuyentes es algo progresivo, en lo que debemos seguir trabajando en este proceso en el que se le va dando mayor robustez al Estado», aseguró.

En 2022, el Gobierno no contará con el ingreso extraordinario de DEG, como los que distribuyó el FMI este año, ni con el mismo impulso de los precios de la soja. Tampoco está claro si se repetirá el aporte extraordinario de las grandes fortunas ni si habrá nuevos impuestos, algo que el Fondo avala y llevó a la gestión de Macri a frenar la reducción de retenciones al campo.

La otra «ancla» para estabilizar la economía, según el ministro, son los acuerdos de precios. En ese sentido, propuso «cambiar conductas colectivas que le dan persistencia la proceso inflacionario» y planteó que «la reducción de la inflación es una tarea colectiva, donde el Gobierno tiene el rol más importante que es el de la conducción».

«Es necesario que todos los actores sean parte de esta mesa y tengan la voluntad de construir un ancla más dentro de este esquema», dijo Guzmán, en momentos que se negocia con los empresarios reemplazar el congelamiento de 1.400 productos de la canasta básica, con vencimiento en enero, por convenios consensuados.

Por último, pese a que este año se espera una inflación mayor al 50% y superior al 36,1% del 2020, dijo que espera lograr una distribución de los ingresos más equitativa a partir de «un sendero inflacionario que año a año vaya bajando, que es absolutamente posible y es lo que vislumbramos hacia adelante».

 

compartir