Novedades

Habló la concejal libertaria que no pagó ni una cuota de la vivienda social

La concejal liberataria de Chajarí Marina Cardozo defendió su posición de haber firmado, junto a un grupo de vecinos del barrio Curiyú que pidió al Concejo Deliberante de esa ciudad una refinanciación para ponerse al día con el pago de las cuotas de las viviendas sociales de las que resultaron adjudicatarios. El dato peculiar es que la propia edil Cardozo firmó la nota que llegó al Concejo por cuanto, a su vez, es poseedora de una vivienda social que le fue entregada por el Estado en 2016 de la cual no pagó hasta el presente ninguna cuota.

La concejal libertaria que nunca pagó su vivienda social y pide ayuda

Cardozo recurrió a un argumento llamativo para dar razones de por qué firmó esa nota que ingresó al Concejo Deliberante siendo concejal de la primera minoría por La Liberad Avanza. Dijo que «debo tratar de ser equitativa, ya que si fuese por mis ingresos me hubiera sido más fácil solucionar mi problema personal como hace el resto de los concejales de distintos bloques, pero mi convicción y el voto de confianza se lo debo al pueblo”. Y agregó: “No creo que salvaguardar mi situación hable bien de mí, sino al contrario, ya que busco solucionar problemas y conflictos que ocasionaron la corrupción del Frente de Todos y la complicidad de Cambiemos por lo sucedido durante 2016, donde me entregaron ‘media casa’, ya que no estaba terminada, sin cloacas, sin agua corriente con la mitad de lo acordado por Nación”.

El martes 27 de septiembre de 2016, el entonces intendente de Chajarí, Pedro Galimberti, hizo entrega a sus adjudicatarios de 12 viviendas construidas en el marco del “Programa Federal de Mejoramiento del Hábitat para Pobladores Rurales y Pueblos Originarios”: 9 se construyeron en Barrió Zona Norte, 3, en el barrio Tagüe. En esa entrega estuvo presente el entonces titular del Concejo Deliberante y actual jefe comunal, Marcelo Borghesan.

Las viviendas habían sido prometidas durante la gestión del justicialista José Luis Panozzo, con algunos trapié. Por eso, Galimberti, aquel día de septiembre de 2016, habló de «los inconvenientes que se presentaron» a principios de su gestión para la culminación de esas viviendas «por cómo se venían desarrollando los Programas, por la incertidumbre, por el cambio de Gobierno. Intentamos desde un primer momento llevarles tranquilidad y les pedimos paciencia a ustedes y bueno, hoy ha llegado el día».

Ese programa habitacional previó un plan de financiamiento para los adjudicatarios: 360 cuotas. Al mes de abril de 2024, transcurrió el período correspondiente al pago de 76 cuotas, una de las adjudicatarias de esas viviendas sociales, Marina Cardozo, actual concejal por La Libertad Avanza en el Concejo Deliberante de Chajarí, nunca pagó la cuota de su vivienda. Ocupa su banca en el período 2023/2026 y percibe una dieta de $ 874,950, según datos oficiales al mes de marzo.

El 20 de marzo último, vecinos del barrio Curiyú, de Chajarí, beneficiados con viviendas sociales del programa Federal de Vivienda y Mejoramiento del Hábitat de Pueblos Originarios y Rurales, que recibieron su vivienda en 2016-2027, presentaron una nota al Concejo Deliberante y propusieron saldar su deuda pagando cuotas fijas de $15.000 por las viviendas. Una de las peticionantes es la concejal Marina Cardozo.

Actualizados los montos de las cuotas, los adjudicatarios deberían abonar $40.391,90 sin contabilizar los intereses. Pero si se incluyeran punitorios, el valor treparía a $45.304,70. De se modo, al adeudar 76 cuotas la concejal libertaria debe al Municipio de Chajarí la suma de $3.443.157.

Consultada por el sitio Chajarí al Día, la edil dijo que tomó la decisión de trabajar “para nuestro presidente Javier Milei por la indignación que me ocasionó el Frente de Todos y Cambiemos. Hoy, 8 años después, las puertas de dicho barrio no sirve ninguna”.

“Fue tan alto el grado de corrupción de los dos partidos políticos de ese momento, que esto daría tranquilamente para ir a la Justicia Federal ya que los vecinos fueron estafados por el Estado municipal no así el nacional. Recuerdo que el barrio no está terminado, ya que en el proyecto nacional están incluidas luminarias, veredas, termotanques eléctricos, extractores, etc”, se explayó.

Consideró que “el que tiene que dar explicaciones es el Municipio” y agregó: «La concejal (Daiana) Mosna estuvo frente a Vivienda durante los 4 años anteriores y no fue capaz ni siquiera de hacer reunión por este tema. Repudio el accionar del concejal (Claudio) Hermosa que con tanta liviandad sale a hacer declaraciones mientras su gobierno es el responsable de tapar la corrupción del gobierno anterior”, concluyó sobre los ediles que la cuestionaron por mantener una deuda con el municipio y firmar la nota donde pide abonar 15 mil pesos mensuales.

 

Otra mirada

En este contexto, el concejal peronista Roque José Mary Dalprá explicó al programa Puro Cuento  que se está estudiando el reclamo de los vecinos y se está buscando una solución que satisfaga a todas las partes involucradas. Sin embargo, señaló que el problema radica en la falta de voluntad política para resolver la situación de manera efectiva.

«Este plan se comenzó en 2015 y se finalizó en 2016. En ese momento, los vecinos pedían un plan de pago hasta que le dio pero que no se condecía con el programa, porque había vecinos que pagaban otro tipo de cuotas. En ese momento yo los orienté para hacer los trámites. Peor nunca fui su abogado, como dijo la concejal Cardozo. Sin embargo, las notas se archivaron. Ahora una parte de los vecinos pide regularizar las viviendas. Ahí se suma la concejal Cardozo», refirió.

El edil peronista reiteró que no tiene vínculos con los vecinos que reclaman, como deslizó la conejal libertaria. «Lo que hice en 2016-2017 fue decirle a los vecinos lo que tenían que hacer y donde presentar las notas. Eran vecinos que quedaron en medio de dos gestiones. Ahora yo hoy ocupo un lugar como concejal y la idea es brindar las soluciones entre la Municipalidad y los vecinos», dijo.

En cuanto a las declaraciones de la concejal libertaria que argumentó que no pagó las cuotas porque «le entregaron una vivienda deteriorada», el dirigente evitó entrar en polémica y llamó a una solución en el marco del diálogo.

Entre Ríos Ahora

compartir