Novedades

Humedales: Galimberti reclamó presencia territorial y mayor control del Estado

«Es difícil encontrar alguien que esté en desacuerdo con la protección de los humedales. Todos, seguramente, con distintas visiones, podemos compartir la idea. El problema es el método sobre cómo hacerlo», dijo el Diputado Nacional Pedro Galimberti, luego de participar este jueves del plenario de las Comisiones de Recursos Naturales, Agricultura y Presupuesto, en la Cámara de Diputados de la Nación.

Respecto al debate en Comisiones el legislador informó que la reunión de hoy pasó a cuarto intermedio para el próximo jueves y que, llamativamente, el oficialismo del Frente de Todos no admitió la posibilidad de realizar invitaciones a expositores sobre el tema que, sin dudas, permitirían lograr una mejor ley. Galimberti también advirtió que se empezó a hablar, para 2023, de una asignación presupuestaria de 90.000 millones de pesos.

«Sólo con fondos el problema no se revierte. Se puede disponer de los recursos, como ahora, y no tener soluciones. Y cuando digo recursos no me refiero sólo a los económicos, sino a los jurídicos-normativos, al poder de policía del Estado y al principal recurso que es la decisión política. Para solucionar los problemas hay que tener una presencia activa en el territorio», aseveró.

Galimberti consideró que durante mucho tiempo, con mayorías parlamentarias, el oficialismo dejó dormir el proyecto y que ahora, presionado por las circunstancias de la coyuntura, repartió culpas a los sectores productivos e intenta avanzar con una ley express que no puede quedar limitada a los problemas de la actualidad. «Debe ser una ley para atender los problemas del presente pero también de las futuras generaciones. Y además debe contemplar la diversidad socioambiental que tenemos en el país», afirmó.

En otro orden, el legislador entrerriano calificó que el principal problema es la ausencia del Estado y la falta de control, porque los incendios se producen incluso en zonas donde no hay humedales, como los recientes ocurridos en Córdoba.

Por último señaló: «Trabajamos para lograr una buena ley, la mejor ley, pero teniendo en claro que el ambientalismo no se tiene que convertir en un negocio para nadie», concluyó.

compartir