Novedades

Incidentes fuera de la Casa Rosada en la asunción de Sergio Massa: dos demorados y un detenido

Hubo al menos dos grupos diferenciados de convocados frente a la Casa de Gobierno. Por un lado, los militantes del Frente Renovador, presentes para vitorear al líder de su espacio político y una de las tres patas del Frente de Todos. Por otro, hubo decenas de personas opositoras al Gobierno.

A pedido de la Federal, la Policía de la Ciudad fue la encargada de evitar cruces entre esos dos grupos.

En la previa de la jura, entre las expectativas y los empujones para mostrar la llegada de Massa, hubo un primer instante de tensión. Fue cuando Pablo Moyano ingresó a la Casa Rosada por la puerta principal del edificio, a diferencia de la mayoría de los invitados, que lo hicieron por el Museo del Bicentenario.

Al secretario general de la CGT y dirigente camionero lo recibieron con gritos de «basura», «atorrante» y otros insultos. Él saludó y siguió caminando impávido, sin reaccionar a las agresiones.

La situación se puso aún más tensa cuando llegó Sergio Massa. La camioneta que lo trasladó a la Rosada ingresó justo en medio del grupo de opositores. Una decena de militantes golpearon el vehículo que lo transportaba y los rodados que llevaban a sus colaboradores.

En ese momento, un manifestante opositor agredió al cronista de C5N. Ocurrió en un área a cargo de la Federal. Se vieron al menos dos empujones contra el movilero Lautaro Maislin. Intervino en su defensa su colega Daniel Malnatti, de El Trece.

Pará, pará. ¡Pará!», le dijo Malnatti. «Querían agredir a nuestro compañero de C5N y eso no lo vamos a permitir. No, chicos, no es así esto…», agregó el periodista y abogado.

«Cuando se meten con mis hijos y con mi familia no sabés qué hacer. ese acto es un acto mínimo comparado con lo que hacen estas basuras. abollarle el auto es lo menos que podemos hacer hoy en día», se autojustificó Gastón, en diálogo con TN.

Dijo que vive en Moreno y lanzó críticas contra el Gobierno. «Cuando vivís con la soga al cuello no sabés qué hacer. No saber lo que vas a comer y este gobierno de mierda se caga en todo», se justificó.

Ya me sacaron el alma entera. Vine porque quiero que a todos les vaya bien. No puede ser que lo único que ofrece el Gobierno es un plan social, yo quiero laburo digno», completó.

Fue uno de los tres demorados por la Policía, que los aisló tras un cordón de seguridad y les tomó los datos. Minutos más tarde liberaron a dos de ellos tras notificarlos judicialmente y mantuvieron retenido a otro. Interviene el fiscal Federico Tropea.

Vidrios rotos y nuevos desmanes

Un rato antes hubo otro momento de zozobra. Apostados en la zona del Museo del Bicentenario, los manifestantes empujaron en medio de la llegada de los invitados. Empujaron uno de los vidrios de blindex del museo para intentar entrar al edificio: hicieron estallar en pedazos el portón. Hubo lastimados, según el testimonio de un policía.

Tras la jura volvieron los desmanes. «Tenemos todo el derecho del mundo a hacer nuestro derecho y nuestra patria», increpó una mujer a Malnatti, enojada por su intervención en favor del periodista de C5N. «Pero no con violencia», intentó corregirla el movilero de El Trece.

«¡¿Qué violencia?! Son ellos los que nos violentan a nosotros, nos están robando», siguió la mujer. Más adelante, lanzó: «Vamos a hacer justicia con los canales. Guarda con lo que dicen. TN hijos de puta, son la misma mierda que C5N». Con toda la violencia que negaba. Otros militantes se sumaron a los insultos y las amenazas.

Clarin

compartir