Novedades

Javier Milei, sobre el mega DNU y la ley ómnibus: «No negociamos nada, sólo aceptamos sugerencias para mejorar»

El presidente habló en una entrevista radial, en medio de la puja legislativa y judicial por las reformas que impulsa su Gobierno. Acusó al Congreso de «hacer estupideces» al frenar los cambios.

El presidente Javier Milei fue contundente este domingo al ser consultado sobre la posibilidad de negociar modificaciones al mega DNU y la ley ómnibus que envió al Congreso. «No negociamos nada, sólo aceptamos sugerencias para mejorar», afirmó.

En una entrevista con radio Mitre, el mandatario planteó esta tarde que el DNU es «un decreto de liberación» que «hace que los mercados sean más competitivos, no es pro empresa, es pro mercado».

Luego sostuvo que «al mismo tiempo se eliminan estos vicios de la política llamados tongos» y esto «evidentemente ha generado mucha resistencia». Y agregó que «los que están pendientes de los privilegios, evidentemente no quieren esto».

Al ser consultado sobre si el país está en riesgo de caer en una hiperinflación, contestó que sí. «Por más que estamos haciendo un laburo fenomenal, cuando el Congreso se pone a hacer estupideces, te pasa la factura. No acompañaron la licitación de bonos y eso trajo como consecuencia que el riesgo país suba (…). Los políticos tienen que tomar conciencia de que si no hacemos lo que hay que hacer, van a estar hundiendo a la sociedad en una crisis enorme», planteó.

«Que quede claro que son ellos los responsables. Yo hice lo que tengo que hacer: mandé el programa de ajuste, de shock bien ortodoxo», acotó apuntando a la oposición.

Milei defendió que las medidas se hayan tomado a través de un DNU porque, sostuvo, «es un instrumento que ha sido utilizado por todos los gobiernos democráticos y además esta dentro de la Constitución.

«Se quejan, lo atacan de inconstitucional cuando esta dentro de la Constitución. Y sino hay otros que son los idiotas útiles que hacen foco sobre las formas, cuando es parte de la dinámica», insistió.

Milei insistió con las críticas a las demoras que está encontrando en el Congreso el tratamiento del DNU y del proyecto de reforma del Estado. «Nosotros hicimos lo que teníamos que hacer, ahora esperamos la respuesta de la política», dijo.

El jefe de Estado sostuvo que sentaron «las bases para que Argentina inicie un proceso de convergencia que de acá a 35 años, 40 años, la coloque en los primeros lugares del mundo donde dos tercios de los beneficios se verán rápidamente».

Y mencionó a los que lo criticaron el extenso tiempo de espera. «Algunos por ignorancia, otros por intención política, dijeron ‘ay cómo vamos a esperar tanto tiempo’. Hay que contarles lo que es: la maratón son 42 kilómetros y se arranca con el primer paso», planteó.

Durante el extenso reportaje brindado en la tarde del domingo, Milei fue consultado respecto a si correspondía incluir en el DNU la conversión de los clubes de fútbol en Sociedades Anónimas Deportivas (SAD).

«Sí, son de necesidad y urgencia», dijo el mandatario y explicó que hay «grupos árabes expectantes de invertir cerca de u$s 3 mil millones» y mencionó como posibles receptores Boca, Racing, Estudiantes y Lanús.

A continuación, brindó la explicación económica de la medida resistida por una gran parte del sector deportivo. Dijo que si el aumento del ahorro tiene contrapartida de inversión, «es menos doloroso el ajuste, lo que cae la actividad, lo que se pierde el empleo». Con las SAD, continuó, «la inversión entra muy rápido porque es un negocio muy fácil»

«Están las intenciones del Chelsea, de los árabes, y me parece que es algo que genera impacto muy rápidamente. Es mucho dinero y muy rápido», insistió. Clarin

compartir