Novedades

La carta de Schiaretti a Busti el día de su cumpleaños

La carta de Schiaretti a Busti el día de su cumpleaños
El gobernador saliente y candidato presidencial recordó a su amigo. Recorrió la historia del ex mandatario en las convulsionadas épocas del peronismo cordobés y otros procesos políticos. A continuación, el texto:
Miércoles 18 de octubre de 2023

Jorge Busti: amigo, compañero

 

El 18 octubre de 1947, nace Jorge Busti, el Chino, un amigo, un compañero, una buena persona. Ejemplo de justicialista. Líder indiscutido del peronismo entrerriano durante décadas, organizador y mentor intelectual de la Renovación Peronista en la provincia, brillante Gobernador durante tres periodos, dos veces Intendente de su ciudad natal, Concordia, Diputado y Senador Nacional, Presidente de la Convención Constituyente y de la Cámara de Diputados Provincial, militante, escritor y combatiente contra la injusticia social.

Me recuerdo en esta hora de tantas cosas, de cuando lo conocí en Córdoba, a fines de la década del 60, en la primera línea de lucha contra la dictadura militar. Se sumó al lntegralismo, la principal fuerza estudiantil en Córdoba, un movimiento universitario originado en el cristianismo en el que yo participaba en ese momento, que expresaba el peronismo en la universidad.

Participamos juntos en el Cordobazo, el mayor hecho de combatividad de masas de la historia argentina y latinoamericana, donde la dictadura del general Juan Carlos Onganía quedó herida de muerte y se desmantelaron las pretensiones autoritarias, abriendo el camino para el retorno a la democracia en 1973. Ese año, con el triunfo del peronismo, ocupamos cargos en el gobierno de Ricardo Obregón Cano. Jorge fue funcionario en el Concejo Deliberante de Córdoba junto a José Manuel De la Sota, y yo fui miembro de la Dirección de Comercio e Industria de Córdoba.

Con el golpe de 1976, la represión en Córdoba fue muy dura, igual que en muchos otros lugares del país. Busti se había vuelto a Concordia, su ciudad natal, donde fue detenido. En mi caso, amenazado por la Triple A, me mudé con mi familia a la provincia de Neuquén y luego exiliado en Brasil. Con la vuelta de la democracia en 1983, me recuentro nuevamente con Jorge.

Con el triunfo en la provincia de Entre Ríos, Busti renovó totalmente el peronismo provincial. En el gobierno, conformó un gabinete de dirigentes jóvenes en puestos claves, muchos de ellos menores de 40 años, y varios de los cuales habían sido presos políticos durante el terrorismo de Estado. Siempre con la convicción de que la acción política peronista se ejerce con el pueblo y para el pueblo.

Tras cumplir su mandato de cuatro años y sin la posibilidad legal de reelección, volvió a ganar la intendencia de Concordia. A fines de 1993 lo convoqué para que me acompañara a la intervención federal en Santiago del Estero, como Ministro de Gobierno de la provincia. En menos de dos años, se ordenó totalmente la provincia, se abonó los sueldos estatales en tiempo y forma, y se la dejó sin déficit fiscal.

En 1995, y luego de haberse desempeñado como convencional constituyente en la reforma de la Constitución Nacional de 1994, volvió a ser Gobernador, sin necesidad de reelección e inició su segundo mandato, que lo ejerció sin coerciones por el puro ascendiente de una indiscutible autoridad moral y política. Entre 1999 y 2003, se desempeñó primero como Diputado Nacional y luego como Senador Nacional.

En 2003, Busti fue electo por tercera vez como Gobernador. En 2007 pasó a ser diputado provincial, presidiendo la Cámara baja provincial. En 2008 presidió la convención reformadora de la Constitución de Entre Ríos. Clarividente, acabó por ser la voz misma del interior federal.

A lo largo de una trayectoria que se extendió más de treinta años, hay muchos hechos destacables: el impulso a la jubilación del ama de casa, al abastecimiento de gas natural de la provincia y a la reforma constitucional. Y sobre todo, tu obsesión por el pago a los estatales y docentes el último día hábil del mes, un hecho no menor. También fue uno de los grandes impulsores de la Región Centro, junto con Jorge Obeid en Santa Fe y José Manuel De la Sota en Córdoba.

Jorge Busti fue un líder democrático, un grande de la política, expresión misma de la conciencia federal entrerriana. Continuador de Pancho Ramírez, de Justo José de Urquiza, de Ricardo López Jordán. Puso pasión y fuerza en sus ideas. Y las situó en la defensa de los más humildes, un empeño que no se fundió jamás en las grieta del odio político.

Llegó entero al final de su vida. Con optimismo, claridad intelectual y voluntad política. Su cuerpo de luchador veterano se esforzó por seguir las exigencias de una mente lúcida, para servir a su provincia. Su último aporte, el libro «Francisco Ramírez: 200 años de Identidad entrerriana», fue el postrero mensaje federal que le envió a los compañeros de la provincia.

Jorge, amigo y compañero: Que el pueblo entrerriano, tu pueblo, el pueblo que tanto amaste y que tanto te amó, vele y continúe tu sueño de justicia social.

Fuente: Página Política

compartir