Novedades

La CGT le suelta la mano a Alberto Fernández y suspende el acto para recordar a Perón

La interna del Frente de Todos está en su peor momento y tendrá un nuevo capítulo el próximo fin de semana cuando la vicepresidenta encabece su propio acto por el aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón.

La interna del Frente de Todos está en su peor momento y tendrá un nuevo capítulo el próximo fin de semana. El presidente Alberto FernándezCristina Fernández de Kirchner preparaban actos separados por el aniversario de la muerte de Juan Domingo Perón, pero la CGT decidió suspender el acto junto a Fernández y toma distancia del Gobierno.

El acto del presidente iba a ser el próximo viernes con la cúpula de la CGT pero fue suspendido, mientras que el acto de CFK está previsto para el sábado junto al PJ de la provincia de Buenos Aires.

CFK pidió postergar para el sábado el encuentro que tendrá lugar en Ensenada y que inicialmente estaba previsto para el viernes.

Lo cierto es que el próximo viernes 1 de julio es el aniversario de la muerte de Perón. El acto de Cristina Kirchner se llevará a cabo un día después y contará con la presencia de Máximo Kirchner, jefe de La Cámpora y presidente del PJ bonaerense; del gobernador bonaerense Axel Kicillof; y del anfitrión, Mario Secco, entre otros dirigentes del peronismo provincial.

El cierre del acto estará a cargo de CFK, quien tiene pensado aparecer mucho más seguido en eventos públicos para marcarle la cancha a Alberto Fernández y distanciarse del gobierno del que forma parte.

Fernández, por su parte, había sido invitado al acto del viernes por la cúpula de la CGT, compuesta por Héctor Daer, Pablo Moyano y Carlos Acuña. Sin embargo, la CGT suspendió el acto para tomar distancia del gobierno.

La última vez que Fernández y Cristina Kirchner se mostraron juntos en público fue el viernes 3 de junio, en el centenario de YPF. En aquel momento hacía tres meses que no aparecían juntos ni se hablaban y la vicepresidenta aprovechó para reprocharle al mandatario por el rumbo de la gestión económica. Al día siguiente renunció Matías Kulfas, uno de los ministros más cercanos a Alberto Fernández.

En aquella oportunidad, Cristina Kirchner ya habló sobre el «festival de importaciones» como una de las explicaciones de la escasez de dólares, un término que luego reflotó en el acto de la CTA, donde también apuntó contra las organizaciones sociales por el manejo de los planes.

Pensando en 2023, Cristina Kirchner está decidida a resguardar su capital político especialmente en la provincia de Buenos Aires. Es la misma estrategia que sigue su hijo Máximo, que desde que fue oficializado como jefe del PJ provincial y renunció a la jefatura del bloque del oficialismo en Diputados se concentró en el conurbano bonaerense.

compartir