Novedades

La extensión horaria en primaria cosecha críticas.

Una hora más de clase por día en todas las escuelas primarias del país. Esa fue la propuesta que hizo  el ministro de Educación, Jaime Perczyk, y que antes de ser presentada en la próxima asamblea del Consejo Federal de Educación (CFE), que se realizará pasado mañana, en Tierra del Fuego, cosechó repercusiones y abrió el debate.

Con el nuevo cambio se modificará la carga horaria de los chicos en la escuela, de cuatro a cinco horas por turno, y también se alterarán los horarios de ingreso y salida. La idea que compartió Perczyk ayer, en principio, es que los estudiantes que van por la mañana, de 8 a 12, entren una hora antes. Mientras que los del turno tarde, que va de 13 a 17 en la mayoría de las instituciones, salgan una hora más tarde. Lo mismo, en consecuencia, deberán hacer los maestros, el equipo directivo y el personal no docente.

«No creo que haya ninguna provincia del país en desacuerdo con implementar una hora más de clases para los chicos de escuelas primarias», dijo el presidente del Consejo General de Educación (CGE), Martín Müller, en declaraciones a Canal Once. «Es más tiempo en la escuela, más aprendizaje, obviamente que esto implica una readecuación en muchos aspectos, sobre todo en las escuelas más grandes que comparten su edificio con otro turno, con otro nivel”, agregó.

Pero la idea del ministro ya encontró las primeras resistencias gremiales del sector docente.

La secretaria general de la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (Amet) a nivel nacional, Sara García, opinó: «Seriamente, este proyecto debe ir acompañado de escuelas con una infraestructura correcta y adecuada para estas jornadas extendidas, como así también se debería considerar más salario para los docentes que se desempeñen en las mismas”.

La dirigente sostuvo que años atrás hubo un proyecto similar. «Me confirmó el secretario permanente del Consejo Federal de Educación,  Marcelo Mango, que no hay ninguna resolución referida al tema en cuestión, y que recién el día viernes, en la reunión del Consejo,  se instalará en debate la propuesta de la ampliación horaria, para que las partes conozcan y trabajar buscando consensos entre los ministros de las provincias, el Ministerio Nacional de Educación y los trabajadores, existiendo  el compromiso de Nación de considerar centrales los temas de salario e infraestructura”.

En tanto, la Confederación de  Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) consideró una medida «unilateral» del Ministerio de Educación, y planteó «el rechazo  de toda modificación del sistema educativo que vulnere los derechos laborales, implique una sobrecarga en el trabajo docente y no esté orientada hacia la cualificación del sistema educativo».

La Ctera exigió la «urgente convocatoria a la paritaria nacional docente para discutir toda reforma que el Gobierno esté pensando y que de una u otra manera afecte los puestos y procesos de trabajo docentes, la organización institucional de las escuelas, las condiciones laborales y los derechos adquiridos».

El gremio planteó que «es urgente y necesario que la inversión educativa esté prioritariamente destinada a resolver las desigualdades entre las distintas jurisdicciones, garantizando infraestructura, equipamiento, la creación de cargos, formación docente, para poder avanzar de manera efectiva con lo establecido por la Ley de Educación Nacional respecto a la jornada completa y extendida, y de esa manera, garantizar una educación de calidad e inclusiva».

compartir