Novedades

La Justicia allanó la sede del PAMI en Morón por posible desvío de fondos a centros de jubilados fantasma

La Policía Federal allanó este miércoles la sede del PAMI de Morón en busca de documentación para probar presuntas transferencias de dinero a centros de jubilados de Hurlingham “fantasma”, en una maniobra que habría sido diseñada para financiar a la agrupación La Cámpora.

La sede del PAMI en Morón fue allanada este miércoles por dos decenas de agentes de la Policía Federal, en el marco de una investigación que realiza la Justicia sobre supuestos desvíos millonarios de fondos hacia Hurlingham. La lupa está puesta, principalmente, en dos centros de jubilados de ese Municipio que habían recibido dinero y no estaban en funcionamiento.

La orden para llevar a cabo este operativo fue firmada por el juez federal de Morón Elpidio Portocarrero Tezanos Pinto y obedece a una denuncia que presentó la diputada Graciela Ocaña, que fue replicada y profundizada por el programa Periodismo Para Todos y que derivó en una investigación preliminar de la UFI-PAMI.

La responsable del lugar se encerró con llave en su oficina cuando ingresaron las autoridades y les impidió el ingreso. Más tarde, cuando accedió al diálogo, se negó a firmar el acta del allanamiento.

Al frente del municipio de Hurlingham está actualmente Damián Selci, militante de La Cámpora como Volnovich y Rodríguez, quien asumió interinamente luego de que Juan Zabaleta pidiera licencia para asumir en el Ministerio de Desarrollo Social.

Martín Rodríguez, número 2 del PAMI. Captura TVMartín Rodríguez, número 2 del PAMI. Captura TV

De acuerdo a Ocaña, el gasto más grave fue el giro de casi 20 millones de pesos para la constitución de dos centros de jubilados que, como publicó el programa de Jorge Lanata, no existen. En ambos casos la irregularidad se agrava no sólo por el hecho de que el PAMI le gire plata a un municipio, sino que, además, el dinero fue asignado antes de que los lugares fueran creados. 

De hecho, según el informe televisivo, ninguno de los dos centros funcionaba. Como se vio en aquella edición de PPT, el Centro de Jubilados y Pensionados “San Javier”, de acuerdo al acta constitutiva y a la carta de cesión del inmueble por parte de la propietaria que “donaba” el lugar para el proyecto, figura en una dirección que no existe.

Algo similar sucede con el Centro de Jubilados y Pensionados “Güemes”. En este caso, la dirección es real, pero dentro del lugar no funciona nada que se asemeje a un centro de jubilados. Allí vive la propietaria del lugar, de nombre Marta, cuya firma figura de igual forma en el acta de constitución y en la carta de cesión del inmueble, y quien no pudo contestar si allí funcionaba el Centro Güemes y qué había sucedido con el dinero destinado para el lugar.

El PAMI de Morón, además, le habría girado 7.300.500 pesos a la Municipalidad de Hurlingham por los denominados “Llamadores”, personas que llamaban por teléfono a afiliados de ese ente para indagar sobre sus necesidades.

En paralelo, Ocaña apuntó a otro proyecto irregular; “Plazas PAMI”, por el que Hurlingham recibió 10 millones de pesos, que apuntaba a brindarle a los jubilados un espacio abierto para actividades de esparcimiento como gimnasia, danza y yoga, en el contexto de pandemia.

Finalmente, el PAMI le dio a Hurlingham dinero para la organización de un evento al aire libre por el Día del Jubilado. En este caso, hubo una primera asignación de $4.200.000 y una ampliación por $1.300.000.

En suma, se cree que el PAMI le entregó al Municipio entre 2021 y 2022 poco más de $47.115.900 para supuestas acciones destinadas a jubilados.

El apuntado: Martín Rodríguez, novio de Luana Volnovich

Toda esta trama fue adjudicada a Martín Rodríguez, oriundo de Hurlingham. La investigación arrojó también que empleados de planta permanente de ese Municipio constituyeron los centros de jubilados “fantasmas” y que uno de ellos, incluso, era empleado de la agencia de PAMI situada en William Morris.

Rodríguez tomó fama cuando trascendió la relación que mantiene con su jefa Luana Volnovich en un escándalo anterior: aquellas vacaciones en Cancún en tiempos en que el presidente Alberto Fernández pedía a sus funcionarios descansar en el país.

Clarin

compartir