Novedades

La Justicia procesó a Guillermo Moreno por «actos de corrupción» en el Mercado Central

El exfuncionario es acusado de haber creado la Asociación Civil Club Atlético Mercado Central con «el propósito de procurar un lucro indebido propio o de terceros», según se sospecha.

El juez federal de Morón Néstor Barral procesó por administración fraudulenta y peculado de Servicios al exsecretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

El exfuncionario del kirchnerismo es acusado de haber creado la Asociación Civil Club Atlético Mercado Central que trajo perjuicios económicos para el Estado Nacional, según se sospecha, con «el propósito de procurar un lucro indebido propio o de terceros».

Fueron «actos de corrupción que perjudicaron los intereses de la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires (CMCBA)», dijo el juez.

La acusación, que Moreno comparte con exautoridades de la Corporación Mercado Central de Buenos Aires, es por haber creado un club que podía intervenir en campeonatos de la AFA en predios de la Corporación, para lo cual se destinaron fondos para hacer instalaciones y el uso de personal de administración y mantenimiento.

En ese sentido, en 2011 se dispuso la instalación de un gimnasio, y para ello se habría solicitado fondos extraordinarios a la Secretaría de Comercio Interior a cargo de Moreno, aunque con posterioridad, mediante el Convenio de Cooperación celebrado entre la Corporación Mercado Central y el club, «habrían decidido donar ese equipamiento a favor de la asociación que ellos mismos integraban y en perjuicio del erario organismo».

«Quedó demostrado que Guillermo Moreno, además de funcionario al momento de los hechos con un vínculo normativo con la corporación, resultaba ser miembro fundador de la Asociación Club del Mercado Central que participó del convenio perjudicial para la corporación. El deber de fidelidad para con administración y en particular con la actividad de la Corporación estaba consolidado por ese mandato de seguimiento, independientemente de no participar del Directorio de la CMCBA», según el fallo del juez Barral.

«En ese sentido, Moreno omitió la protección que la norma le imponía y de ese modo su comportamiento ­del tipo abuso defraudatorio­ perjudicó a la corporación, beneficiando, además, económicamente a la asociación por él creada. Va de suyo que mediante el proceder de los funcionarios del directorio y del Síndico de la corporación, violaron deliberadamente la normativa por la que se encontraban alcanzados para la toma de decisiones vinculadas a la administración del patrimonio de la CMCBA», añadió.

Perfil

compartir