Novedades

Los miedos de De Vido, los pases de facturas y los negocios con los gobernadores

Son miles de whatsapp del ex funcionario de Planificación que recogía las coimas documentadas en los cuadernos del corrupción; su iPhone fue abierto por la Justicia; allí hay charlas con el ministro, con empresarios, con abogados, colaboradores y familiares

Si el teléfono celular concentra el mapa de relaciones de una persona y la forma en que se vincula con los demás, en el caso de un funcionario acusado de corrupción puede ser el espejo del alma y reflejar su estado de ánimo, demostrar el vínculo con sus jefes, subordinados, familiares, sus intereses, sus negocios y además evidencias forenses.

Y esto es lo que ocurrió con los iPhone de Roberto Baratta, mano derecha de Julio de Vido y pivote alrededor del cual gira la causa de los cuadernos de la corrupción, pues el exfuncionario era quien, a bordo del auto conducido por el chofer Oscar Centeno, pasaba a recoger y llevaba bolsos con dinero de las coimas de empresarios interesados en seguir con sus negocios con el Estado y multiplicarlos.

Los mensajes enviados y recibidos entre 2016 y 2017 –ya fuera del gobierno, pero con causas en marcha- revelan el estado de inquietud del círculo íntimo de Julio De Vido ante su situación judicial, las órdenes para armar una estrategia de ataque contra el macrismo, aprobada por Cristina Kirchner, la inconformidad con sus abogados, el armado defensivo judicial y mediático en paralelo con periodistas y medios amigos, el temor de que fueran presos y el rol de cada uno en la trama.

Además los chats muestran la otra tarea de Baratta –ya fuera del gobierno- como intermediario entre gobernadores y empresarios para construir o gestionar mejor las obras en esas provincias y su interés por cobrar fondos a partir de convenios con la Universidad de San Martín.

Los mensajes de WhastApp revelan –como ya informó LA NACION– que, desde septiembre de 2016, un año y medio antes de que LA NACION revelara el circuito de las coimas, Baratta recibía mensajes de la mujer de Centeno, Hilda Horovitz donde le hablaba de que su marido había anotado el derrotero de los bolsos en sus cuadernos y le mandaba fotografías de esos bolsos.

Pero además otros mensajes evidencian la relación que tenía Baratta con Julio de Vido, el rol central de la esposa de De Vido, Alejandra Minicelli, en el diseño de la estrategia judicial de defensa, la preocupación por lo caro que cobraran los abogados y los peritos, su rol en negocios con empresarios privados, su intermediación con el exgobernador de Rio Negro, Jorge Sapag, o los actuales de Santiago del Estero, Gerardo Zamora o de Formosa, Gilda Insfrán, por obras que se proyectaban o su interés por organizar escraches públicos contra el fiscal Carlos Stornelli.

LA NACION accedió a los contenidos de esas comunicaciones. Algunas de ellas incluyen intercambios de mensajes con abogados de Baratta y con periodistas (protegidos por la confidencialidad de la relación cliente-abogado), por lo que la justicia no puede usarlos como evidencia y otros relacionados con cuestiones íntimas o la vida familiar del ex funcionario, sin relación con los delitos por los que se lo acusa.

Detuvieron a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De Vido
Detuvieron a Roberto Baratta, ex mano derecha de Julio De VidoFabián Marelli – LA NACION

LA NACION ya dio cuenta de cómo Horovitz pretendía extorsionar a Baratta pidiéndole plata y allí menciona el dinero que transportaba su esposo, lugares “topsecret” y la parte que se quedaba Centeno de esos fondos, al tiempo que le enviaba fotos de bolsos.

En los nuevos chats, por ejemplo, Baratta intercambia mensajes con una persona agendada como Paula en la que el 10 de octubre de 2017 le confía que no cree que De Vido “zafe” del desafuero que estaba avanzando en la Cámara de Diputados y que pensaba que sólo un triunfo de Cristina Kirchner en las elecciones legislativas podría revertir esa situación. Pero Mauricio Macri aplastó al kirchnerismo en esa elección, la mejor que hizo Cambiemos, con resultados en los principales distritos del país.

Paula le dice que era una lástima que recién iba a viajar a Salta la semana siguiente para pedirle a la Virgen por el caso. Y le pregunta: “No le soltaron la mano no?”. “Quien ella?” Contesta Baratta, en alusión a Cristina Kirchner. Baratta nunca respondió ni por si ni por no.

En un intercambio con Minicelli, agendada como Lali, la esposa de De Vido estaba inquieta por la estrategia judicial. Preguntaba si ya los abogados habían pedido audiencia con integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) o si habían avanzado con el peritaje de Líneas Aéreas Federales Sociedad Anónima (LAFSA), una línea aérea estatal que nunca voló. Buscaban un perito “que sea bueno y barato” escribió Baratta, y Minicelli aclara el objetivo del peritaje: “Los abogados los que tienen que hacerle decir al cdor [contador]lo que necesitan! ¿Se entiende ???”.

Se quejaba Baratta de que los medios no le daban la misma relevancia al caso Odebrecht, que liga al primo de Mauricio Macri con supuestos sobornos, que a De Vido. Y de paso exhibía algunas lagunas en su vocabulario, por ejemplo cuando Minicelli le dice que deberían revisar las cuentas y llamadas de Aldo Ducler, un financista que gestionó los fondos de Santa Cruz, y de “su retoño”. Baratta, desconcertado respondía con signos de preguntas, y Minicelli le aclaraba: “¡El hijo, Bolas!!”. A lo que Baratta admite: “¡Si, si no estaba en mi limitado vocabulario!!

Acto de la Presidenta Cristina Fernandez de Kirchner en la Central de Puerto Nuevo de Timbues de luz y fuerza con la asistencia de Julio De vido, Ingeniero Jose Maria Vazquez, Nestor Sanchez y el titular del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano El 05_07_2012Acto de Cristina Fernandez de Kirchner en la Central de Puerto Nuevo de Timbues de luz y fuerza con la asistencia de Julio De vido, Ingeniero Jose Maria Vazquez, Nestor Sanchez y el titular del sindicato de Luz y Fuerza, Oscar Lescano El 05_07_2012Fabián Marelli – LA NACION

Criticaban la actuación de sus abogados, que consideran tibia, llamaban al ex ministro de Justicia Germán Garavano como Garabato y ordenaba Minicelli que debían decir los Tweets a enviar. Incluso uno contra el periodista Hugo Alconada Mon de LA NACION por una noticia y reclamaba: “¿Quiero denunciar a Macri, [Germán] Garabano y la Nacion por asociación ilícita, encubrimiento y falsedad ideológica, están trabajando en eso ??”.

“Espero haber sido clara en lo que pedí y espero una respuesta urgente! Sino mañana mismo ya busco quien tenga ganas de laburar”, exclamaba la mujer en referencia a sus letrados. Y tomaba impulso al decir a Baratta: “¡Si, juntá todo y presionalos, esta semana tenemos que iniciar una acción contra estos hdp!! ¡Urgente! ¡La causa de mierda en la que se quieren meter servirá de prueba o se la meterán en el culo, pero en esa causa NO NOS VAMOS a METER!!!! Como en ninguna otra de las que quisieron llevarnos de las narices y logre pararlos a tiempo HDP”.

Manejaba Minicelli los contenidos de los comunicados de prensa, enviaba listas de causas de Macri, criticaba periodistas, y hasta ordenaba a Baratta qué responder: “Mandale un troll tipo:”leí el diario la nación sobre …. y el fallo de la Cámara y no dicen lo mismo!!! ¿Raro no????

Estaban enojados con sus abogados, decían que solo responden a los llamados por los honorarios. “Está semana les hicimos el trabajo de turbio GNL, gasoducto etc. etc. Y yo 3 horas recién con el fantasma”. Minicelli asentía. “Ósea! Nos repartimos nosotros los honorarios”. Al final rompieron relaciones con ese estudio en malos términos y con reclamos económicos.

En el capítulo gobernadores, Baratta, un ex taxista que llegó a convertirse en la mano derecha de De Vido, intercedía ante los mandatarios provinciales y hacía de intermediario con empresarios que buscan negocios en esos lugares. Así con Jorge Sapag de Neuquén. Baratta quería colocar una central termoelétrica en Formosa. “Armando [Loson] estuve con la gente del gobierno de Formosa y siguen interesados en la radicación de la termoeléctrica”, le insistía Baratta en un chat el 17 de febrero de 2016. Loson quería escapar de ese asunto. “Quedaron en volver con un estudio provincial y no volvieron más !!!!!”. Y completaba que personalmente le iba a explicar lo que opinaba sobre el negocio en Formosa. Cerca del empresario aclararon a LA NACION que vio una sola vez a Baratta y que el exfuncionario insistía en que instalaran allí una central termoeléctrica y que no lo hicieron porque no era rentable.

Néstor Kirchner y Julio De VidoNéstor Kirchner y Julio De Vido

Y Loson le preguntaba además por su relación con el gobernador Zamora porque quería hablarle de un asunto de Santiago del Estero: “El tema es el de la Pista de FRÍAS !!!!!, nosotros ya hicimos toda nuestra parte, ellos licitaron, empezaron la obra, y luego la empresa abandonó el terreno, y no hay noticias !!!!!”, se quejaa el empresario por WhatsApp el 23 de febrero de 2016. Hay otros chats con Zamora e Insfrán sobre un presupuesto que les envió, pero sin detalles.

Juan Carlos Lascurain es otro empresario, ex titualr de la UIA que aparece en los chats de Baratta. Allí la mano derecha de Vido le preguntaba con quien tenía que hablar su secretario Lazarte por una factura. “Con laura”, le respondió Lascurain. No queda claro por qué es el pago. Lascurain fue condenado a cuatro años de prisión junto con un ex intendente de Río Turbio y otras personas por haber cobrado 50 millones de pesos por una ruta que nunca se hizo.

En otros chats, habla Baratta con Nelson Lazarte, su secretario privado, en los que dijo: “Mañana, a partir de las 10.30, pasar a retirar el cheque por el sindicato de obreros de estaciones de servicio. Ir a la oficina de Rubén Prieto, Hipólito Yrigoyen 2727, piso 3, CABA. Preguntar por Esther, de parte de Nelson”.

Transcribía Baratta en uno de esos chats un mensaje de Julio de Vido del 28 de julio de 2017 en el que se quejaba de cómo lo abandonaron Cristina Kirchner y su hijo Máximo: “Si lo peor hubiera pasado la más perjudicada sería ella como candidata de la q no recibí en esta instancia apoyo alguno Máximo es de apellido Kirchner y hubiera sido de mucho valor q me defendiera en la sesión pero no pasó mucha miserabilidad y pijoteria pero te aseguro q del mal trance salí con la idea de un cambio de época y de tiempo”.

Y con Lazarte apareció refiriéndose a organizar una movida en tribunales cuando se iniciará el juicio por la tragedia de Once y otra para desacreditar al fiscal Carlos Stornelli que lo investigó: “Ahí hablé con Nacho para mover gente el día q comience el juicio y hay que activar la denuncia nuca de Rodríguez a stornelli en lo de giorgi”. Rodríguez es el juez Luis Rodríguez y Giorgi es el juez Marcelo Martínez de Giorgi. Luis Rodriguez había denunciado a Stornelli porque el fiscal había impulsado una causa en su contra por que devolvió fondos a la viuda del secretario de los Kirchner.

El fiscal Carlos Stornelli                                      El fiscal Carlos Stornelli

Todo lo adulador que era Lazarte con Baratta, lo era Baratta en sus conversaciones con Julio de Vido, a quien consideraba como un padre. Cuando de Vido le preguntaba a Baratta cómo estaba, este contestaba que no se preocupara. Le respondió: “Obvio que me preocupo por vos y verte bien sos como mi viejo para mí. Espero que la tormenta pase y podamos más tranquilo…”. Y de Vido le contestaba: “Yo siento lo mismo por vos no hubo demasiado tiempo para hablar estas cosas un abrazo y tranque”. Baratta replicaba: “Ya tendremos tiempo de sobra ninguno de los dos somos justamente expresivos. Es solo una tormenta que ya pasa”.

De Vido coordinaba con Baratta, de la resistencia desde el llano. Armaron un grupo para responder las acusaciones del macrismo, un contra informe para desacreditar un libro que estaba armando Cambiemos sobre la gestión anterior, mientras contaba que “encanasta” palomas en Zárate, su chacra.

Le indicaba, por ejemplo, que mandara un Tweet donde diga: “Respecto al tema de Petrobras hace aclarar por Twitter q yo no provoque la venta a un grupo argentino sino a evite q se lo vendieran a un fondo especulativo con domicilio en un paraíso fiscal llamado Eaton y fue publica mi posición en contrario teniendo una fuerte polémica con el entonces embajador americano Antony Waine mi posición negativa hizo q Petrobras sin ninguna intervención mía le vendiera a un grupo argentino al q le exigimos la incorporación en un 23% a ENARSA LO Q VILVIO A DARLE PRESENCIA AL ESTADO ARGENTINO EN EL TRANSPORTE ELÉCTRICO EN UN RUBRO TAN IMPORTANTE COMO LA Es la ALTA TENSIOn. EN 500kv. Hace los Twitter y ponelos avísale a Anita Montanaro [a cargo de redes sociales de la Casa Rosada en la gestión del kirchnerismo. Reacciónenos cuando nos quieran tocar el culo”, dice.

Baratta preparaba informes para de Vido sobre consumo eléctrico, ejecutaba sus órdenes para publicar cifras alarmantes sobre picos de consumo de energía y se quejaba de los aumentos tarifarios que les habían llegado a sus propios bolsillos. Arreglaba la estrategia con partes para Fabián de Sousa, en C5N, Gustavo Ferreya en Radio del Plata, para periodistas cercanos y otros que no lo eran y le armaba preguntas para la interpelación del ministro de Energía Juan José Aranguren en el Congreso. Muchas de estas acciones para combatir la política del macrismo, se las llevaba De Vido a Cristina Kirchner para su aprobación.

De Vido le indicó a Baratta que se encerrara con el hoy secretario de Energía Federico Bernal en un despacho y a medida que se diera la interpelación a Aranguren en el Congreso, tuitearan para responderle.

Ordenó que Baratta armara “un informito para [los diputados Hector] Recalde y Teresa García de lo q nos pueden hinchar las bolas con el barco fantasma de [Roberto] Dromí y Rio Turbio todos los argumentos para q los rebatan”.

De Vido se va en elogios a Cristina Kirchner: “Hijo de puta es brillante la jefa esta como loca con lo de vialidad va a salir con todo” y Baratta confesaba que para atacar a los macristas como el senador Eduardo Costa de Santa Cruz, usaban “tuits truchos”.

Están presentes en esas charlas el nombre del Jorge “El Corcho” Rodríguez, un intermediario en los contratos de Planificación, ya sea para no olvidarse de su cumpleaños o reclamarle un pago del que no surgen detalles.

Los contactos de De Vido se extienden a Vicentín. Uno de sus principales accionistas, Alberto Padoan, quien, además, era presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario aparece en el caso de los cuadernos entregando dinero. En los chats, De Vido se acordaba de él: “Decile a beto padoan q me mande champagne de vicentin el q envasaron en Francia. si primero tiene problemas con el mandamos la plata”.

Mostraba De Vido las internas del Gabinete y le pedía a Baratta un informe sobre el origen de una deuda pública para Cristina Kirchner: “Mándamelo lo antes q puedas lo q pidió la sra le quiero dar los datos antes q Axel[Kicillof]”.

Las operaciones de prensa no solo eran acordadas para tener la “la tapa de Página 12″ con un título contra Nicolás Caputo, amigo de Macri, como decía Baratta que ocurrió; sino también De Vido estaba preocupado para que las noticias llegaran al diario de Zárate, donde vive.

Es con Carlos Ramponi, con quien chateaba Baratta por unos cobros de la Universidad de San Martín. Son unos 90.000 pesos de 2016 pero que, al parecer en el pase de manos, les quedaron debiendo 22.000. “Que ratas” se quejó por WhastApp.

Estas evidencias se suman a las pruebas que reúne la Justicia en las causas residuales ligadas al caso de los cuadernos de la corrupción y engrosan las evidencias que alimentan el futuro juicio oral y público, aún sin fecha de inicio.

Hernán Cappiello/LA NACION

compartir