En la continuidad de medidas que mitiguen el impacto económico provocado por la sequía y las elevadas temperaturas en la región, el gobierno provincial convocó a la Cámara de Industrias Lácteas de Entre Ríos (Ciler), la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel), y el Centro de Industria Lechera (CIL). La reunión se llevará a cabo el viernes a las 10hs en Casa de Gobierno.

En ese marco, el secretario de Agricultura y Ganadería, Lucio Amavet, precisó que el llamado “es realizado por el ministro de Economía y Producción, Hugo Ballay, a una mesa con las industrias lácteas que integran las organizaciones del sector tambero de la provincia de Entre Ríos”.

“Hemos diseñado herramientas para asistir a los productores en esta emergencia y queremos validarlas con los representantes de las industrias lácteas de Entre Ríos. Queremos presentárselas para que, a través de estas organizaciones, podamos llegar de manera ágil y eficiente al estrato de productores tamberos que más perjudicados está”, dijo, al mencionar que si bien “están todos perjudicados, el más chico y el mediano productor es el que más rápido tenemos que salir a asistir”.

Además, destacó que los pequeños y medianos productores lecheros de la provincia representan aproximadamente un 60 por ciento del sector.

Amavet adelantó que, en paralelo, se aguardan novedades acerca de las gestiones que se realizan a nivel nacional y que beneficiarían al resto de la actividad láctea. “Entre la Nación y la provincia estaríamos haciendo un abordaje total de los tamberos de Entre Ríos”, indico