Novedades

La sequía golpea al expendio de combustibles en las Estaciones de Servicio

La ausencia de precipitaciones está castigando fuertemente a la economía argentina. Según recientes informes de diversas cámaras de los sectores ganadero y agrícola, más de un 50 por ciento del país padece la falta de agua en sus suelos y, por ende, se dejarán de percibir ingresos millonarios en dólares debido a las pérdidas en trigo, maíz, soja y sorgo, además de la ganadería. Y la actividad expendedora no es ajena a esta sequía ya que disminuyó la demanda de combustibles en dichas áreas.

“Claramente hubo una baja por el tema de la sequía, dado que no se plantó maíz de primera ni soja en muchos lugares. En enero además, siempre la demanda asociada al agro es escasa, mientras que en marzo levanta y el pico suele ser abril-mayo”, aseguró una fuente cercana de una petrolera en conversación con surtidores.com.ar.

Mientras que por el lado del sector estacionero, vaticinaron que si bien no hay una estimación clara de cuál será el faltante de gasoil a importar y que aún hay interrogantes por resolver, la falta de lluvias sí impactaría en la comercialización de combustibles de la región.

“La sequía implica menos venta de combustibles. Será un golpe duro para muchas Estaciones de Servicio que en la temporada de cosecha hacen el movimiento que las mantiene el resto del año”, sostuvo Alberto Boz, presidente de la Federación Argentina de Expendedores de Nafta del Interior (FAENI).

“Aunque hoy no lo podemos predecir, solo sabemos que nos afectará. Esperemos que el daño sea lo menor posible para nuestro sector que ya viene muy golpeado, con precios pisados por el Gobierno y costos que suben más que el valor de venta y que nos pone en peligro de extinción”, agregó el directivo.

Asimismo, desde la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República (FECAC) coincidieron en que la escasez hídrica perjudica tanto al despacho de combustible para la maquinaria agrícola como al destinado al transporte de carga de granos.

“La sequía tendrá un impacto del 30 al 50 por ciento de marzo a junio, que es la época de siembra”, advirtió Gonzalo Roca, director general de FECAC.

compartir