Novedades

Lanzan en San Jorge una edición especial de bolitas con los campeones del mundo 2022

La iniciativa es de la fábrica Tinka, única en el rubro en toda Latinoamérica, y tiene como objetivo homenajear a la selección nacional de fútbol en una colección destinada a los fanáticos

El juego de bolitas de vidrio trasciende épocas y fronteras y en San Jorge está ubicada la única empresa que en Latinoamérica se dedica a su fabricación y que busca nuevas alternativas para sorprender y seguir ganando adeptos. En esta oportunidad y al cumplirse un año de la hazaña de la Selección Argentina en Qatar, los directivos de Tinka decidieron lanzar al mercado una colección de bolitas de vidrio con imágenes de los campeones.

De acuerdo a lo expresado por Mariana Chiarlo, representante de la empresa “el proyecto está basado en un trabajo sumamente artesanal”. Es decir que, dentro de cada bolita de vidrio, los coleccionistas hallarán un sticker “que pasó por un proceso meticuloso y minucioso”, ya que cada sticker que representará a cada jugador de la Scaloneta, se pega en forma manual.

“Queremos agradecer a todo nuestro equipo de trabajadores por su enorme dedicación”, continuó Chiarlo, cuya familia es una de las fundadoras de la fábrica de bolitas y bolones de vidrio destinadas a juguetería y para uso industrial, que funciona desde 1953.

La historia de Tinka se remonta a 70 años, cuando dos santafesinos (Chiarlo y Reinero) fundaron la fábrica en San Jorge. En la actualidad, son las tres hijas de uno de los fundadores, Rosana, Silvia y Mariana Chiarlo, quienes llevan adelante la empresa.

Con esta edición especial en honor al Campeonato Mundial obtenido por el Seleccionado Argentino, Tinka demuestra una vez más su capacidad para adaptarse a los tiempos y mantener viva una costumbre que cautivó a generaciones enteras.

Esta colección exclusiva se convierte en un tesoro para los fanáticos del fútbol y los coleccionistas en general, quienes podrán tener un recuerdo único y especial de este histórico logro deportivo.

La empresa que pasó por bueno y malos momentos económicos, además de fabricar bolitas con fines lúdicos, destina gran parte de la producción para el sector industrial que las aplica a la manufactura de pinturas en aerosol o al granallado de piezas metálicas. Tinka se constituyó en una importante fuente de mano de obra para la ciudad desde sus inicios y además en una tradición con fuerte carga sentimental para sus socios.

compartir