Novedades

Las familias de CABA que no manden a sus hijos a la escuela perderán el plan social

A partir de ahora, exigirán que los chicos asistan a al menos el 85% de las clases de cada bimestre.

El gobierno porteño decidió que las familias que no envíen a sus hijos a la escuela se quedarán sin el beneficio social que perciben. A partir de ahora los chicos deberán asistir al menos al 85% de las clases de cada bimestre para no perder la constancia de alumno regular.

En ese marco, el Ministerio de Educación de la Ciudad, a través de la resolución N°3732/MEDGC/22, definió cuáles son las condiciones que deberá cumplir un estudiante a partir de ahora para ser considerado «alumno regular».

Esta nueva definición impactará en el acceso al programa social Ciudadanía Porteña que requiere como contraprestación asegurar la escolaridad de los menores de 18 años del hogar.

«El mejor lugar en el que pueden estar los chicos y las chicas es en la escuela. Y el Estado tiene que garantizar que así sea. Y si no empezamos a tomar las decisiones que verdaderamente hagan la diferencia, no vamos a poder sacar al país adelante», expresó Soledad Acuña, ministra de Educación de la Ciudad de Buenos Aires.

La medida —publicada en el boletín oficial el 1 de agosto de 2022— implica que para ser un «alumno regular» los estudiantes deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo. Asimismo, no podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año.

Quienes pierdan la condición de alumno regular podrán recuperarla luego de haber asistido un mínimo del 85% de días efectivos de clases en el siguiente bimestre y una vez que hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia. A tal fin, los docentes y el equipo directivo arbitrarán los medios necesarios para garantizar el derecho de los estudiantes a la enseñanza obligatoria a través de nuevas instancias y/o actividades de acompañamiento y apoyo a sus trayectorias escolares.

El estudiante que pierda la condición de regular a lo largo del bimestre deberá continuar asistiendo a clases, es decir que deja de existir la condición de estudiante libre por inasistencia y el alumno conserva siempre su matriculación.

En los casos donde se presuma la vulneración del derecho a la educación de un estudiante debido a inasistencias injustificadas, llegadas tarde o retiros anticipados, y habiendo perdido comunicación con el adulto responsable, la escuela dará intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes.

TÉRMINOS PARA TRAMITAR LA CONSTANCIA DE ALUMNO REGULAR

A partir de ahora, en el primer bimestre, las conducciones escolares podrán extender la constancia de alumno regular después de la primera semana de clases. Luego de este periodo (y siempre estando dentro del primer semestre), las conducciones deberán constatar que el estudiante no haya perdido la regularidad al momento de su solicitud.

En los casos donde la constancia se solicite en los siguientes bimestres, deberá emitirse según el cómputo de asistencias correspondiente al bimestre anterior al que se efectúa la solicitud. La constancia de alumno regular tendrá vigencia durante el bimestre en que haya sido emitida.

Con información de NA.

compartir