Novedades

Legislatura bonaerense: la Fiscalía busca identificar a otros dos “Chocolates” que extrajeron millones de cajeros automáticos

La fiscal Betina Lacki habilitó un correo electrónico para recibir pistas que le permitan identificar a un hombre y una mujer que operaron con tarjetas de empleados del Senado provincial

 Él, canoso y con anteojos; ella, morocha y más joven. Juntos se movieron por varios cajeros automáticos de esta capital, donde cruzaron con Julio Rigau palabras, gestos y sonrisas de madrugada. “Chocolate” extraía fortunas ilegales de las arcas públicas con 48 tarjetas de débito de la Cámara de Diputados bonaerense; y ellos también retiraban fortunas, pero con al menos 33 plásticos del Senado provincial.

La fiscal Betina Lacki avanza ahora con la identificación de ese hombre y de esa mujer tras recibir un informe detallado del Banco Provincia sobre la procedencia de las 33 tarjetas de débito que manipulaban como propias. Todas pertenecen a empleados –y acaso “ñoquis”– del Senado de la provincia de Buenos Aires, que preside la vicegobernadora Verónica Magario. Todos, además, registrarían salarios de al menos $700.000 de bolsillo

De confirmarse, la nueva operatoria delictiva conllevaría un perjuicio a las arcas públicas superior a los $23 millones mensuales o, anualizado, cercano a los $300 millones, aunque permanece en las sombras a qué espacio político responderían ese hombre y esa mujer, aunque las opciones se reducen a sólo dos. Al momento de las operaciones bancarias bajo sospecha, los 46 legisladores del Senado bonaerense respondían a sólo dos bloques: Unión por la Patria y Juntos por el Cambio.

La Fiscalía detectó a esa pareja misteriosa mientras reconstruía los movimientos de Rigau por distintos cajeros automáticos de La Plata. Verificó que solía recorrerlos entre las 5 y 7 de la mañana, horarios menos proclives a las miradas indiscretas y los testigos molestos. Pero la misma soledad de “Chocolate” en las sucursales bancarias tornó más notable la presencia recurrente de esos otros dos habitués.

Según verificaron los investigadores, “Chocolate” Rigau se cruzó con el hombre y la mujer durante las madrugadas del viernes 11, jueves 17 y martes 5 de septiembre. El canoso –que en al menos una ocasión aparece ante las cámaras con anteojos de lectura– extrajo fondos de “aproximadamente” 16 tarjetas de débito provenientes del Senado provincial; la morocha, de otros 17 plásticos de la Cámara alta

Ante la renuencia de las autoridades de la Legislatura bonaerense a colaborar con la investigación criminal, sin embargo, la fiscal Lacki decidió recurrir a otra senda investigativa. Convocó a todo aquel que pueda ayudar a la Fiscalía a identificar a ambos sospechosos. A tal fin, habilitó un correo electrónico –[email protected]– para recibir datos y pistas que permitan avanzar la pesquisa.

Apoyada en la información que hasta ahora recolectó sobre Rigau y sobre esa pareja misteriosa, sin embargo, Lacki consideró ya probada “la existencia de una operatoria [criminal] que incluye más miembros, aunque hasta el momento no se encuentren identificadas, pero que sin lugar a dudas permite sostener, como ya lo hiciera Vuestra Señoría [por el juez de Garantías, Guillermo Federico Atencio] que ‘con el devenir de la pesquisa, se llegará a detectar un acto de corrupción de inmensurable trascendencia’”.

Consultados por LA NACION, voceros de la titular del Senado bonaerense, Verónica Magario, indicaron que hasta el cierre de esta edición no habían recibido en la Cámara ningún pedido de informe ni oficio desde el Poder Judicial bonaerense.

Las cámaras de seguridad del Banco Provincia muestran que el hombre y la mujer coincidieron con “Chocolate”, por ejemplo, en los cajeros ubicados en la parte posterior de la Casa Matriz de la entidad, sobre la esquina de las calles 6 y 47, el viernes 11 de agosto. Ambos ya extraían fondos de los cajeros, cuando a las 5.41 apareció Rigau. Todavía no había amanecido. Cinco minutos después se retiró el canoso; al minuto siguiente; la morocha.

Fecha: 11 de agosto de 2023

La dinámica se invirtió el miércoles 17 de agosto. “Chocolate” operaba un cajero automático del Bapro desde hacía 10 minutos cuando a las 5.41 apareció ella: zapatillas blancas, jean, remera y campera. Llovía. Ella giró su rostro hacia Rigau, pero no lo saludó, a diferencia del hombre, que la seguía a unos metros de distancia. Zapatos, jeans y abrigo oscuro, el canoso le dijo algo a “Chocolate”, quien levantó su mano derecha a modo de saludo, y el otro esbozó una mueca, acaso una sonrisa, mientras avanzaba hacia otro cajero.

Fecha: 17 de agosto de 2023

Los tres volvieron a encontrarse el martes 5 de septiembre –tres días antes de la detención de Rigau–, en otra sucursal del Banco Provincia. Coincidieron en los cajeros de 7 y 54, frente a la Plaza San Martín, a metros de la Legislatura bonaerense. Madrugadores, la pareja arribó a las 5.45 y cinco minutos después apareció “Chocolate”. Cruzaron un saludo, antes de abocarse cada cual a una máquina distinta. A las 6.03 se retiró la pareja, mientras que Rigau permaneció hasta las 7.19, extrayendo fondos de una tarjeta tras otra.

Fecha: 5 de septiembre de 2023
Una Cámara que se resiste

A pesar de las evidencias, sin embargo, la fiscal Lacki lidia con la resistencia de las autoridades de la Cámara de Diputados bonaerense a entregarle, incluso, el listado de los empleados que integran la Dirección de Personal, sean de planta temporaria y permanente. Es decir, los nombres de aquellos que están a cargo de los legajos administrativos del personal de la Legislatura, incluidos los 48 “ñoquis” o prestanombres cuyas tarjetas tenía Rigau cuando fue detenido.

Marcos Fernández (intendente actual de Monte Hermoso), Axel Kicillof y Alejandro Dichiara
Marcos Fernández (intendente actual de Monte Hermoso), Axel Kicillof y Alejandro DichiaraX

Desde la Cámara que desde hace unas semanas preside Alejandro Dichiara (Unión por la Patria) pretenden decidir quién será el empleado jerárquico o funcionario o autoridad que deberá presentarse ante la Justicia para ofrecer una versión oficial sobre el personal de la Legislatura, mientras que la fiscal Lacki reclama la lista de todo el equipo que integra el área de Personal para citarlos a declarar.

No sólo eso. Las mismas autoridades de la Legislatura que se niegan a dar precisiones sobre el presupuesto de la propia Cámara invocaron ante la Justicia el derecho al acceso a la información pública en un intento, por ahora fallido, por acceder a la investigación penal. ¿La respuesta que cosecharon? El interesado deberá identificarse de manera fehaciente y demostrar un interés legítimo para obtener ese acceso.

compartir