Novedades

Luis Juez querellará a Cristina Kirchner si este jueves nomina a un senador K y no a él para la Magistratura

El legislador de Juntos por el Cambio adelantó a Clarín que le hará una denuncia por abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público. Este medida hará escalar el conflicto.

El senador Luis Juez (Juntos por el Cambio) iniciará una causa por incumplimiento de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y desobediencia de un fallo judicial contra Cristina Kirchner, si este jueves la vicepresidenta insiste en nominar al senador ultra K Martín Doñate como representante de la segunda minoría del Senado en el Consejo de la Magistratura y rechazar su postulación, entre otras medidas que incrementarán el conflicto.

Según la senadora Anabel Fernández Sagasti, la presidenta provisional del Senado firmará este jueves otro decreto parlamentario comunicando al Consejo de la Magistratura que Doñate es el representante de la “segunda minoría”, más los dos representantes de la mayoría del bloque de senadores K, Mariano Recalde e Inés Pilatti de Vergara. El martes el bloque de senadores del PRO pidió a Cristina que nomine a Juez por la segunda minoría.

Juez dijo a Clarín que una vez que Cristina firme el decreto, prepará una demanda judicial por “la desobediencia de un fallo de la Corte, no de un fallo de primera instancia” y volverá a reclamar por su derecho de ser miembro de la Magistratura para el período 2022-2026. Nunca se le pasó por la cabeza solicitarlo por los días del mandato que le «robaron» y se vence del 20 de este mes, aclaró.

El legislador por Córdoba dijo que primero consultará con el bloque de Frente de Todos. «Pero si Cristina busca crear un conflicto de poderes no me queda otro camino que querellarla”, señaló.

“Es una sentencia, una orden, no es una opinión para discutir”, subrayó Juez.

«Si actúan en contra de un fallo judicial, actuaremos en consecuencia. No se me cruza por la cabeza que en un sistema democrático un senador de la Nación por chatura mental o fanatismo pueda desoír la orden de la máxima autoridad judicial«, remarcó.

En fuentes judiciales consultadas por este diario se afirmó que para la Corte “el caso Doñate es una cuestión terminada”. El martes de notificó del fallo a la presidencia del Senado y a Juez.

Si Cristina cumple con la palabra de sus senadores y este jueves manda la designación de Doñate y no la de Juez, el Consejo de la Magistratura, que preside Horacio Rosatti, se negará a tomarle juramento al senador ultracristinista, a quien el martes se le comunicó que caducó el mandato que empezó en abril.

Como precedente, el juez K Alberto Lugones presentó el martes un pedido de sesión de la Magistratura para criticar el fallo de la Corte pero solo tuvo su firma, mientras necesita ocho para convocar a una reunión.

Mientras tanto, la semana próxima la Magistratura tomará juramento a los 12 representantes de los otros estamentos del organismo que fueron elegidos el mes pasado, es decir de los jueces, los abogados y los académicos. Es así porque el viernes 18 será el último día hábil del mandato de los actuales 20 miembros que vence el 20 de noviembre.

La vicepresidenta, entonces, tiene la «llave» para los cuatro representantes del Senado, mientras que la presidenta de Diputados, Cecilia Moreau, la tiene por los cuatro de la cámara baja.

Si sigue la posición de su referente político Sergio Massa, aceptará la mecánica de dos representantes por la mayoría, uno por la primera minoría y otro por la segunda minoría con un carácter pluralista.

Para el caso de que Cristina insista con Doñate, Juez adelantó a este diario que aprovechará la sesión del Senado del miércoles para debatir el presupuesto para introducir la cuestión de la Magistratura en el debate y promete no callarse nada, como es su estilo.

Además, Juez consideró que, desde el punto de vista jurídico, «es imposible no cumplir» el fallo de la Corte Suprema que avaló su designación como representante de la Cámara alta al Consejo de la Magistratura y revocó el nombramiento de Doñate para ese cargo.

«Un fallo de la Corte, al no tener otra instancia de apelación, es absolutamente imposible de no cumplir. De esta forma se puso en evidencia la irregularidad de una maniobra, por la cual el oficialismo se dividió en dos en forma ficticia para obtener más bancas”, agregó.

El legislador por Córdoba dijo que “los K habían cometido una estafa, un ardid, para quedarse con un lugar que no les correspondía. Se ha puesto un poco de claridad sobre una oscuridad».

Juez añadió que «hace 35 años que soy abogado y pocas veces vi una sentencia con tanta firmeza en un tema tan puntual», en relación al fallo que ayer emitió el máximo tribunal.

Por su parte, el ex camarista federal y presidente del Colegio Público de Abogados de la CABA, Ricardo Gil Lavedra, sostuvo que “la Corte Suprema con su fallo ha reivindicado sus facultades de control de constitucionalidad cuando otro poder del estado debe integrar un órgano constitucional, como el Consejo de la Magistratura”.

“No se trata de revisar las facultades parlamentarias autónomas de conformar los bloques que se deseen, sino que éstas deben ajustarse al texto constitucional cuando se habla de “mayorías “ y “minorías” al momento en que se ordenó, por la propia Corte, designar representante”, agregó el ex juez del juicio a los ex comandantes.

Precisó que “la manipulación o el ardid de partir un bloque para obtener una “minoría ficticia” constituye, según la Corte, un abuso en el ejercicio de sus atribuciones por parte de la presidenta del Senado”.

Clarin

compartir