Novedades

Masiva Marcha del campo. «Gasten menos y arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa». En Entre Ríos el tridente «B» resaltó la asistencia que brinda.

Finalizó otra semana movilizada por los reclamos a los  gobiernos que a nivel nacional encabeza el presidente Alberto Fernández. Esta vez fue el campo autoconvocado a quien acompañó el ciudadano de a pie. Los anuncios y posibles medidas económicas preocupan y ponen en alerta al sector en manera permanente y, como ocurrió este sábado movilizó al país en  una muestra de «desahogo y hartazgo». Fue una masiva marcha. Leyeron un documento «gasten menos y arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa»
La movilización promovida por los autoconvocados del campo sin el acompañamiento formal de la Mesa de Enlace, llegó desde distintos del país para confluir en la casa de los argentinos «la Rosada». 
Entre los reclamos mas importantes que se escucharon es la gran presión tributaria que ponen de rodillas a los pequeños, medianos productores, a los sectores en general, a los argentinos que no ven una luz en el horizonte.
Pidieron que los dejen trabajar para producir y dar más trabajo e incluso propusieron proyectos para que el Estado recaude más sin ponerles el pie encima. A su vez, dejaron claro que a pesar de los más de 120 millones de dólares que el campo aportó en impuestos y retenciones al estado nacional durante 20 años  hoy hay más pobres y la situación en general es peor, «no da para más».
Casualidad o causalidad desde el gobierno provincia de Entre Ríos, no dejaron pasar la protesta de este sábado que, se hizo sentir y donde hubo presencia de productores entrerrianos.  Previo a la marcha, la pasada semana en diálogo con 96.5 FM Cadena Entrerriana, el directivo y productor Nicasio Tito de FARER hizo fuertes reclamos al Ejecutivo Provincial, señalando «no hay créditos, son una engaña pichanga», entre otros, «Bordet hace 7 años que no nos escucha, no le interesa lo que tenemos para plantear».

https://cadenaentrerriana.com.ar/nicasio-tito-sobre-la-renta-inesperada-es-una-barbaridad-juridica-economica-e-ideologica/

EL TRIDENTE «B»

Bordet, Ballay, Bahillo.
En la tarde de este sábado resaltaron que, desde la provincia asiste al sector agropecuario y la industria a través del subsidio de la tasa de interés de créditos que ascienden a los 3100 millones de pesos. “Escuchamos las demandas de quienes producen y respondemos para generar más desarrollo y más trabajo”, sostuvo el gobernador Gustavo Bordet.
El plan que lleva adelante la provincia a través del agente financiero (Banco Entre Ríos) asciende a los 3100 millones de pesos, y acompaña la decisión de productores, pequeños y medianos empresarios del agro, para acceder a mejoras tecnológicas que permitan generar materias primas, industrialización y gestión de venta nacional e internacional.
En ese sentido, el mandatario entrerriano sostuvo que “el acceso al financiamiento de nuestras pequeñas y medianas industrias, y de los productores agropecuarios, es una política estratégica a través de la cual buscamos que quienes producen puedan incorporar tecnología, modernizarse y contar con más oportunidades de inversión y desarrollo”.
“Ante las condiciones actuales del mercado financiero, creemos fundamental la articulación del Estado con los sectores productivos para avanzar hacia un futuro de oportunidades y crecimiento”, continuó Bordet, y subrayó que “trabajamos en conjunto, detrás del mismo interés: que Entre Ríos crezca y brinde cada vez más posibilidades de trabajo en los sectores más dinámicos de la economía”.
Por último, se refirió a las líneas en las que el gobierno provincial trabaja con el agente financiero a través del subsidio de la tasa de interés, y remarcó que el objetivo es “sostener y respaldar inversiones para la adquisición de bienes destinados al trabajo en sectores como la agroindustria, el comercio, la lechería, el transporte, la cadena avícola, la porcina y la arrocera”.En ese marco, los ministros de Producción y Economía, Juan José Bahillo y Hugo Ballay, respectivamente, coincidieron al poner en el valor el monto de la asistencia, el esfuerzo de la gestión provincial al subsidiar las tasas de interés para aliviar la devolución de los préstamos y el alcance de los créditos en cadenas de valor y servicios al agro.“Ponemos a disposición del sector más dinámico de la economía entrerriana las herramientas necesarias para sostener el crecimiento que se traduce en desarrollo con equidad”, apuntó Bahillo, y complementó: “Los argentinos enfrentamos la pandemia y superamos una etapa que fue dura y triste. Los protagonistas del campo y su industria hicieron un esfuerzo inmenso al mantenerse en actividad e incluso algunas cadenas de valor produjeron más que antes. Hoy, los índices dan cuenta de una recuperación que reclama inversiones para ampliar capacidad instalada, sumar tecnologías y expandir mercados”.Ballay, en tanto, destacó la determinación del gobierno en aportar herramientas que faciliten el crecimiento y el aporte del Fondo de Garantías de Entre Ríos (Fogaer). “Funciona para mejorar el acceso a los empresarios a los prestamos mediante el respaldo concreto a los proyectos de inversión”. “El Fondo cuenta con participación mayoritaria estatal, pero a su directorio lo integran también representantes de los privados”, añadió.Del cupo de 3.100 millones de pesos, 200 fueron a capital de trabajo para la reactivación productiva, con una tasa fija subsidiada de 9,9 puntos porcentuales anuales y garantías del Fondo de Garantías de Entre Ríos y la Nación. De ese cupo total, el capital ya otorgado suma 95,8 millones de pesos.La línea al sector lechero también llegó a 200 millones de pesos, con tasa fija subsidiada de 29 por ciento; y cada productor pudo gestionar un monto equivalente a hasta tres meses de ordeñe promedio en los últimos 12 meses y; y el capital ya otorgado a los productores suman casi 27 millones de pesos. Los transportistas accedieron al mismo monto, con una tasa subsidiada del 24 por ciento y un monto máximo por solicitud de 15 millones de pesos y ya llevan tomados 163,7 millones de pesos.

Para ampliar la capacidad productiva y adquirir bienes tecnológicos, los avicultores disponen de un cupo de 1.000 millones de pesos y cada uno puede acceder a 60 millones, con una tasa subsidiada del 25,9 por ciento y ya tomaron 721 millones de pesos (260 de los cuales están próximos a liquidación). Los criadores de porcinos cuentan con un cupo idéntico, -e igual tasa-pero en este caso cada empresario puede gestionar hasta 100 millones. Los proyectos aprobados en este segmento equivalen a inversiones por 294,3 millones de pesos, 200 de los cuales están próximos a liquidación y el resto fue efectivizado.

En tanto, los arroceros cuentan con un esquema de financiación que llega a los 500 millones de pesos, -con una liberación de hasta 20 millones por productor-, a una tasa del 25.9 por ciento y, ya tomaron 143,5 millones de pesos.

Nada dijeron de la presión fiscal que afecta al sector y a todos los entrerrianos.

compartir