Novedades

Mayra Mendoza intendente K en problemas: denuncian que funcionarios de Quilmes se contratan a sí mismos por sumas millonarias

Los involucrados contarían con el aval de Mayra Mendoza.

                                                            Mayra Mendoza intendente de Quilmes

Puede que algunos barones del conurbano se vendan a sí mismos como líderes que ostentan sus cargos como fruto del apoyo popular, muchas veces proveniente de cooperativas, movimientos sociales y sectores populares.

Pero detrás de ese relato, quienes acuden no lo hacen por devoción o para sostener una idea política. De por medio, algo —o mucho— de dinero es lo que pone en marcha toda esa maquinaria.

Es lo que sucede en Quilmes, donde funcionarios de la municipalidad, con el aval de la intendenta Mayra Mendoza, llevan a cabo con alevosía, según una investigación publicada por el portal El Disenso. 

Señalan que Sebastián Raspa, subsecretario de Hábitat, es presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo 1° de Mayo. Y de esa plataforma, a su vez, el secretario es Martín Bordalejo.

Entre ambos se habrían encargado de contratar a distintas cooperativas para prestar servicios a la municipalidad de Quilmes. Uno de esos trabajos, por ejemplo, consistió en pagar 156 millones de pesos a la cooperativa La Estrella a cambio de labores de limpieza en parques por seis meses.

La Estrella, siempre según El Disenso, comparte domicilio con 1° de Mayo y también los tiene como referentes a Raspa y Bordalejo, por lo cual, se daría la situación de un funcionario del municipio contratándose a sí mismo asignándose un contrato millonario.

Otro de los contratos que citan, también con La Estrella, es por 56 millones de pesos.

Acerca de la situación actual de Raspa señalan que construyó un complejo de cabañas en Córdoba, mientras que Bordalejo abrió dos empresas en Estados Unidos, una bajo el nombre Borda Investments, y otra con el apellido de su socio: Raspa Investments.

Esta semana se conocieron documentos en los que se muestra cómo la municipalidad de Quilmes, «le bajó $535 millones a las cooperativas» encabezadas por uno de sus funcionarios, Sebastián Raspa, Subsecretario de Hábitat. Las acusaciones forman parte de un informe periodística del portal ElDisenso, publicadas este viernes.

Cooperativa que no es cooperativa

Según esa publicación, «La Cooperativa, que se llama 1° de Mayo, no es cooperativa. Detrás del velo horizontal y asociativista se esconde una empresa con otra naturaleza». En ese sentido, se explica que Sebastián Raspa «es el presidente de la Federación de Cooperativas de Trabajo 1° de Mayo Limitada» y que «su amigo y abogado, Martín Bordalejo, es el secretario».

El informe da cuenta de que Raspa «construyó un lujoso complejo de cabañas en Córdoba» y que, junto a Bordalejo «abrieron varias empresas locales». Tras renunciar a su cargo en el municipio, «Bordalejo abrió en Estados Unidos dos empresas para expandir inversiones, a las que bautizó como “Raspa Investments” y “Borda Investments”, friends 4 ever».

«Martín Bordalejo se encargó de la apertura de las offshore en Estados Unidos. Las empresas Raspa Investments LLC y Borda Investments LLCc fueron dadas de alta el día 5 de noviembre de 2020, coincidente con la fecha de apertura del expediente que dio origen al primer contrato adjudicado a la Cooperativa de trabajo la Estrella limitada desde la Secretaría de Desarrollo Urbano a cargo de la arquitecta Cecilia Soler, jefa de Raspa, por un total de $8.954.865,44 para el cierre de malla de Ribera», explicaron en el informe de ElDisenso, acompañando la documentación correspondiente.

Contratos adjudicados a La Estrella:

El informe periodístico da cuenta también de los contratos que el municipio de Quilmes le adjudicó a la «Unión de Azul». Se trata, según la denuncia, de una cooperativa que se adjudicó una licitación por 54 millones para darle «algo de transparencia» a las supuestas maniobras fraudulentas.

«El problema», sigue el informe, «es que ambas cooperativas tienen el mismo correo electrónico ( federacion1demayo@gmail.com ). No solo eso, también comparten el mismo teléfono (registrado a nombre de Bordalejo) y las mismas direcciones (frente al INAES y AFIP) que otra media docena de cooperativas.

«Detrás de todas estas confusas mascaradas jurídicas, se esconden los mismos rostros humanos, Mayra Mendoza pagando, Raspa y Bordalejo administrando, y los fondos públicos evaporándose entre el éter, las marchitas y las offshore», cierra el informe, que podés leer en el portal de ElDisenso.

Desde Periódico El Progreso se comunicaron con voceros de la Intendente de Quilmes Mayra Mendoza, quienes por el momento prefirieron no responder a las acusaciones.

compartir