Novedades

Misterio en China: el extraño caso del «niño gato» que ve en la oscuridad

Desde que pudo moverse por sus propios medios y desenvolverse con cierta autonomía, la vida de Nong Youhui en el sur de China ha sido un verdadero calvario. Tras su nacimiento no pasó mucho tiempo hasta que sus padres advirtieran –entre el asombro, la preocupación y una extrema curiosidad– que los ojos de su pequeño hijo tenían una característica muy especial.

 

De aspecto ultra cristalino y casi irreal, como «iluminados» con una sorprendente fosforescencia, los globos oculares del pequeño le daban un «super poder» que no muchos eran capaces de creer o aceptar.

 

Nong Youhui es parte del selecto grupo con características especiales que ameritaron llamarlo el «niño gato», ya que sus ojos le permiten ver en la oscuridad.

 

Los primeros relatos de los padres del niño fueron sorprendentes y aterradores, y ambos aseguraban a diestra y siniestra que -cuando las luces se apagaban- los ojos de Nong se encendían «como linternas», cosa que en efecto es así. De allí que no pocos conocedores del extraño caso creyeran que se trataba de una criatura venida de otro mundo, o que incluso podría ser portadora de un mensaje del más allá. Así se tejieron las más variadas leyendas, que solo contribuyeron a hacer las cosas más complicadas para el niño y sus padres. Se transformó en un fenómeno, mal que le pesara y contra su propia voluntad.

 

Tal fue la alarma de los padres de Nong que no dudaron un instante en llevarlo al hospital de Dahua, ubicado al sur de China, donde un grupo de médicos lo sometió a varios estudios y pruebas para poder desentramar el curioso caso del «niño gato» que tanto llamaba la atención de propios y extraños. Los especialistas que lo observaron varios días seguidos llegaron a la conclusión de que padecía una condición muy extraña y nada común que, en efecto, le permitía ver en medio de la oscuridad más absoluta, tras lo cual explicaron que el «mal» se conoce como leucodermia.

 

Nong Youhui, el Foto del niño chino cuando era más pequeño.

 

Se trata de una enfermedad caracterizada por un trastorno en la pigmentación de los tejidos, cuando las células que producen pigmento se atrofian, derivando en la aparición de manchas blancas -o de color claro- en diferentes partes del cuerpo, principalmente en la piel y el cabello. Pero en este caso, tan particular, al pequeño «niño gato» Nong Youhui, se le manifestó en sus ojos, que no tienen la capa protectora de pigmento que deberían tener, lo cual los vuelve mucho más sensibles a la luz y dándole al pequeño es capacidad especial.

 

Pese a que los médicos manifestaron que este extraño caso de leucodermia no se traduciría en mayores problemas para Nong, sus padres siguen soñando con el día en que el pequeño vuelva a la «normalidad», algo que hasta ahora nunca sucedió.

 

Me dijeron que iba a crecer y que sus ojos dejarían de brillar y se volverían negros como es lo normal en la mayoría de chinos, pero nunca lo hicieron (…) -brillan- como si fueran linternas”; explicó -al periódico británico The Sun- el preocupado padre de Nong Youhui.

 

Instagram: @marcelo.garcia.escritor
Twitter: @mdGarciaOficial

compartir