Novedades

Misterio en un hotel: una mujer apareció muerta en el yacuzzi y buscan a su pareja

Una mujer que había viajado a Rosario para pasar el fin de semana largo en un reconocido hotel de la Ciudad apareció muerta en el yacuzzi de su habitación. El caso es investigado por la Justicia de Santa Fe y hasta ahora es un misterio qué fue lo que pasó con la huésped.

El fiscal que trabaja el caso, Adrián Spelta, explicó que esperaba la autopsia para determinar las causas de la muerte. Aunque a simple vista no presentaba signos de violencia, no descartó que pudiera tratarse de un homicidio. Tampoco descartó que fuera una muerte natural o producto de un accidente. Los resultados podrían conocerse el martes.

Spelta explicó que el cuerpo presentaba un avanzado estado de descomposición. De acuerdo a las pericias preliminares, se estima que transcurrieron unas 36 horas desde el momento del fallecimiento. El personal del hotel la vio con vida, por última vez, el sábado.

La mujer, de 45 años -la Justicia evitó dar sus datos filiatorios-, se registró junto a su pareja en el hotel Plaza Real, el miércoles pasado. Luego de hacer una transferencia bancaria para reservar la habitación, pagaron el resto de la estadía en efectivo.

Durante todo el fin de semana largo permanecieron en una habitación del octavo piso, por lo que pidieron que les subieran la comida. Además, solicitaron al personal del hotel que la limpieza fuera lo más tarde posible. No generaron disturbios ni inconvenientes.

El lunes a las 10 debían retirarse. Al no presentarse para realizar el trámite, desde recepción intentaron ubicarlos, pero nadie contestaba. La gerencia del hotel dispuso entonces que el personal ingrese en la habitación. Allí, encontraron un cuerpo boca abajo, sumergido en el yacuzzi.

Una primera versión indicaba que se trataba de un hombre, pero horas más tarde, después del trabajo de los peritos, el fiscal Spelta confirmó que se trataba de la misma mujer que había hecho la reservación.

En la habitación no había indicios de que se hubiese producido una pelea ni signos de violencia. Los investigadores hallaron rastros de cocaína y evidencias del consumo de crack. Los huéspedes habrían tapado los detectores de humo.

«Presumimos que estuvieron consumiendo drogas dentro de la habitación», anticipó Spelta. En la habitación estaban todos los elementos que pertenecían a la víctima: ropa, documentación y su valija.

“Existen los mismos elementos para suponer que fue una muerte natural por un exceso en el consumo de estupefacientes, una conducta mecánica del hombre hacia la mujer o un accidente doméstico. No lo voy a poder confirmar hasta no tener la autopsia», dijo el fiscal del caso.

La pareja era oriunda de Buenos Aires. Llegaron juntos y, de acuerdo a la documentación y los registros hallados, no existía entre ellos un vínculo legal.

Se presume que el hombre abandonó el hotel el domingo, luego de que la mujer falleciera. Las cámaras de seguridad del lugar registran las distintas salidas y múltiples zonas del interior, por lo que entre el lunes y martes el fiscal espera contar con el recorrido que hizo antes de dejar el lugar.

El hombre no dejó ni ropa ni documentación, aunque está identificado por los investigadores.

El fiscal solicitó datos en el peaje de General Lagos, ubicado en la autopista que une Buenos Aires con Rosario, para saber si abandonó la provincia. También, el registro en distintos puntos de la ciudad donde las cámaras captan las patentes de los vehículos.

El hotel Plaza Real está ubicado en Santa Fe al 1600, a cien metros de uno de los paseos peatonales más transitados de la Ciudad y a 150 metros de la sede de la Bolsa de Comercio local.

Rosario. Corresponsalía /Clarin

compartir