Novedades

«No son monstruos, son varones», la reflexión de Gómez Alcorta sobre la violación grupal en Palermo

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad se refirió al caso que conmociona al país. «Lo que falta es cambiar la matriz de la sociedad», dijo.

Imagen

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, opinó que la violación grupal de una joven de 20 años en el barrio porteño de Palermo fue cometida por personas que «no son monstruos, son varones socializados en esta sociedad».

«No se trata ni de hechos aislados, ni de hechos que estén vinculados a personas, varones, con algún problema en particular, no son enfermos», sostuvo la ministra y remarcó que la Educación Sexual Integral (ESI) es «clave» en estos temas y «hay que darle más importancia».

En declaraciones televisivas, la funcionaria insistió en que los responsables de la violación grupal «no son monstruos, no son enfermos, son varones socializados en esta sociedad porque sino pareciera que el problema está en algunos individuos que tienen algunos problemas, y no en la sociedad».

 

En esa línea, consideró que se trata de prácticas que fueron «aprendidas» por muchos años tanto por las mujeres como por los hombres. «Así como nosotras aprendemos a cuidarnos y a saber cuáles son los riesgos, los varones también aprenden ciertas prácticas: la práctica de que nuestros cuerpos, nuestra vida, no tienen valor o en todo caso tiene el valor que le quiere asignar cada hombre y es algo que también se aprehendió durante muchísimo tiempo», señaló.

 

Y agregó: «Cuando decimos que nos mataron toda la vida es porque fue así, y recién ahora le ponemos nombre. Hace muy poco tiempo que le decimos femicidio. Hace muy poco tiempo que la violencia contra las mujeres pasó a tener un nombre».

 

Gomez Alcorta también hizo referencia a que existe una «lógica corporativa» entre los varones, «donde quizás algún varón puede sentir que está mal, pero tiene costo decirlo y salirse de lo corporativo, de la cofradía, y ese es el modo en que se socializa».

 

Ante de concluir, la ministra expresó que «lo que falta es cambiar la matriz de la sociedad», y que para eso se necesita «pensarnos entre todos y todas, trabajar más en la prevención, a darle importancia a la ESI» y también «necesitamos más Ley Micaela, más presupuesto, que todos los gobiernos locales creen áreas de género y desaprender siglos de violencias».

compartir