Novedades

Pirelli dejó de producir y ya no se fabrican neumáticos en el país

Suspendió la actividad por falta de insumos por el bloqueo gremial y se suma a FATE y Bridgestone. El conflicto lleva más de 100 días.

La planta de Pirelli, en la localidad bonaerense de Merlo, paró hoy la producción por tiempo indeterminado por falta de insumos y, sumado a anuncios similares de Fate y Bridgestone en las últimas horas, ya nadie fabrica neumáticos en el país.

El establecimiento fabril era el único que continuó operando desde la decisión del gremio del sector de realizar una medida de fuerza por tiempo indeterminado.

Durante el sábado estuvieron en actividad 12 de las 80 máquinas que realizan el proceso final de vulcanizado. Sin embargo, la imposibilidad de ingresar el viernes pasado camiones de nitrógeno –insumo clave para la producción de cubiertas – obligó a la empresa a cerrar hoy las operaciones hasta nuevo aviso.

Con la salida del turno noche del sábado, la planta permanece cerrada. No hubo ingreso de personal este domingo y, entre las 2:00 y las 6:00 de la mañana, se llevaron a cabo tareas técnicas para la parada de fábrica.

La fábrica tiene un sistema rotativo de trabajo que le permite trabajar las 24 horas de de los siete días de la semana para poder abastecer la fuerte demanda interna y la exportación.

Ante el conflicto gremial venían operando al 50% de su capacidad. Esto se debió a que por la medida de fuerza no se permitía el ingreso de personal. Aún así, gran parte de los trabajadores lograban ingresar y cumplir con sus obligaciones.

En estos momentos, los portones de ingresos continúan bloqueados. Anoche, se hizo un recital en la vereda de la fábrica y, entre otras cosas, se instaló una mesa de pool para que pudieran jugar los delegados gremiales.

Esta parálisis del sector pone en riesgo la producción automotriz. Las empresas más afectadas son las que producen pickups ya que se abastecen, principalmente, de cubiertas nacionales. La falta de stock llevaría a que esta semana se produzca la suspensión de actividad en alguna de estas empresas.

Durante el fin de semana, directivos de las terminales estuvieron analizando los pasos a seguir en los próximos días. Hay que recordar que Nissan y Renault, hace unas semanas, debieron suspender la producción de los modelos Frontier y Alaskan, en Córdoba, por falta de cubiertas.

Las negociaciones entre las partes llevan más de 100 días. Ante la firme posición de los fabricantes de sostener su propuesta, el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático Argentino (SUTNA), que responde al Partido Obrero de izquierda, amenazo con nuevas medidas de fuerza y una radicalización mayor del conflicto.

En una comunicación a los afiliados, a la que tuvo acceso Ámbito, los delegados sindicales anunciaron que realizarían “todas las acciones legales necesarias para proteger los intereses del conjunto de los trabajadores, comprendiendo que no puede pasar de este mes la resolución de esta instancia o la inevitable radicalización del conflicto.”

El gremio vino realizando, en las últimas semanas, distintos paros en las fábricas de Fate, Pirelli y Bridgestone.

En las últimas reuniones mantenidas por las partes, en el Ministerio de Trabajo, el sector privado ratificó su propuesta de una aumento del 16%, retroactivo a julio, correspondiente al quinto tramo de la revisión salarial del período 2021/2022.

Asimismo, reafirmó la propuesta de iniciar la negociación paritaria para el período julio 2022 a junio 2023, “con el compromiso de recuperar el funcionamiento pleno de las plantas, la paz social y niveles de productividad compatibles con los mercados internacionales”, según consta en el acta firmada en el ministerio. El gremio rechazó la propuesta.

La falta de acuerdo agudiza el conflicto con la lógica caída de la producción. Este es un tema crítico ya que podría afectar la fabricación de autos. Además, se lleva a cabo en un momento de fuerte desabastecimiento de productos y suba de precios.

compartir