Novedades

¿Qué ocurre con la educación entrerriana?

Con el nuevo impacto negativo que sufrió la educación entrerriana en los últimos días, se puso de manifiesto una vez más que también la educación en la provincia está en franca decadencia y tiene un rumbo incierto ¿Hacia dónde se quiere llevar a los jóvenes? ¿Qué se quiere generar con esta forma de dirigir la educación? Si se quiere llegar a buen puerto, no se está logrando, y los resultados están a la vista: jóvenes que pasan de nivel educativo sin haber aprendido lo que tenían que aprender, y sin las herramientas necesarias para desenvolverse en la vida universitaria, en el mundo del trabajo, y sin suficientes herramientas para encarar la vida social.

Los entrerrianos se dan cuenta de que algo no está bien. Un gobernador que contradice las resoluciones firmadas por las autoridades que él mismo auspició, demuestra que, o no hay un norte, o no hay coherencia, o hay oportunismo, porque tuvieron que pasar diez días desde el 2 de mayo en que salió la cuestionada resolución 1565 del CGE hasta el anuncio del Gobernador de que ordenaba dar marcha atrás y anularla y remover a los funcionarios responsables.

Lo cierto es que este tipo de medidas presentes en la resolución 1565 y que fueron tan cuestionadas por gran parte de la ciudadanía, ya se veían en la educación entrerriana en otros niveles y en resoluciones de años anteriores, pero sin que llegara a las primeras planas de los medios nacionales y sin que la ciudadanía tenga pleno conocimiento.

Desde Políticas para la República manifestamos el hondo pesar por tantos docentes con vocación que ponen su voluntad en enseñar, y por los alumnos que ponen su voluntad en aprender, acompañados de sus familias, y que se enfrentan todos los días a la realidad educativa que es presa de constantes improvisaciones del poder de turno y de medidas y resoluciones con tintes ideológicos, demagógicos y electoralistas, que lejos están de querer lograr que los jóvenes se gradúen siendo personas libres, capaces de enfrentarse a las adversidades de un mundo cada vez más cambiante y competitivo y que se olvida de las personas.

¿Hacia dónde tiene que ir la educación?

Desde Políticas para la República sostenemos que la educación debe formar personas libres, con un desarrollo integral de su personalidad y potencialidades, y no simples empleados para el sistema productivo, que es básicamente como está construido el sistema actual. Personas libres que puedan tener empleabilidad, técnica, habilidades, formación, pero que no dependan de dádivas, y con la capacidad de reconvertirse, ser resilientes, capaces de tomar decisiones por sí mismos, poder entender el contexto, la situación, tener herramientas para poder conseguir sus anhelos y objetivos de vida, y para eso la educación debe trabajar en las siguientes áreas:
1- Cultura letrada: no sólo saber leer y escribir, sino también adquirir conocimiento. Educación de contenido y calidad.
2- Desarrollo de la personalidad, y de virtudes, capacidad de afrontar problemas, encontrar soluciones, sociabilizar, tener pensamiento libre, contener los vicios y atemperar los ánimos.
3- Arte, desarrollo y estimulación de la imaginación y de las habilidades creativas.
4- Deporte, desarrollar el cuerpo y la mente de manera sana y saludable. Ser parte de un equipo, a veces ser líder, a veces ser acompañante, respetar reglas, respetar la autoridad, compañerismo, reducción de clivajes en la sociedad.
5- Cultura y Educación cívica, la primera entendida como el quehacer humano, y la segunda, como la educación para desempeñarse como un ciudadano pleno en sus obligaciones, derechos y garantías para que la ejerzan en la vida en sociedad.
6- Conocimientos técnicos para la vida cotidiana: la ciencia ha avanzado mucho y puede enseñar a la población a entender el funcionamiento de la naturaleza y de las cosas para poder desempeñarse plenamente en la vida con los elementos que a uno lo circundan. Eso permitirá a las personas ser más libres por poder entender.
7- Y de lo más importante, aprender a aprender, tener capacidad de abstracción y capacidad de resumen, para lograr la capacidad de aprender algo nuevo, de una manera ágil, eficiente y rápida, cosa que hoy no sucede.

Todo ello sin olvidarse de la etapa inicial previa a la escolarización formal y la importancia que ella tiene en el desarrollo de las capacidades para adquirir conocimiento y habilidades en el resto de las etapas de la vida. Elemento que tuvimos en cuenta en 2019 en nuestro programa de gobierno para Paraná con la propuesta que hicimos sobre jardines maternales y que volveremos a plantear en la campaña del año que viene.

Como corolario, cabe decir que las causas de la preocupante situación actual de la educación son varias y muy similares a las del resto de las políticas públicas: la corrupción, la mediocridad y la desidia. Para PR es crucial recuperar el valor de la Educación como la base de toda sociedad a través de la cual se crean los cimientos de un mejor futuro; considerando que la degradación del sistema educativo ha colaborado al deterioro del capital social.

Fuente: Políticas para la Republica(PR)

compartir