Novedades

¿Qué requerimientos deben cumplir las Estaciones de Servicio ante la AFIP?

Las Estaciones de Servicio están constantemente expuestas a diversos controles y exigencias para su correcto funcionamiento y operatividad diaria, desde el ámbito de la seguridad e higiene como también de facturación y condiciones de empleo.

Y como sucede año tras año, las inspecciones de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) suelen intensificarse durante la temporada veraniega en varios de los principales puntos turísticos del país.

Ante ello, surtidores.com.ar conversó con un especialista en la materia para conocer qué aspectos deben tener en cuenta los estacioneros a la hora de afrontar estos chequeos intensivos como aquellos rutinarios que se realizan a lo largo del año.

Hay controles esporádicos, como cuando al fisco se le ocurre revisar la facturación. Y lamentablemente hay muchas bocas de expendio que no hacen la factura complemento, aquella que cerraría el circuito de facturación. Y eso cuesta defenderlo”, expresó.

De igual manera, eventualmente se llevan a cabo controles al débito bancario porque el fisco comenzó a realizar inspecciones dado que logró fallos a favor en la Corte Suprema de Justicia con otras actividades de la economía”, agregó.

Es decir que las Estaciones de Servicio deberán estar atentas a este tipo de situaciones, debido a que según comentó el especialista, algunas tercerizan los depósitos a los fines de evitar el impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias.

“Hay errores de interpretación respecto del débito bancario, ya que si en definitiva se recuperará, uno se pregunta para qué correr un riesgo cuando se puede utilizar para pagar el impuesto a las ganancias”, planteó el contador.

Otra de las prácticas más habituales de la AFIP es verificar el nivel de facturación del comercio con los comprobantes del proveedor, con el objetivo de revisar las ventas de combustibles mediante un procedimiento de control de caja, conocido como “punto fijo”, que permitirán compararlas con las declaradas por los establecimientos y detectar si existen maniobras de evasión.

Pero a su vez, uno de los grandes focos que se ha visto a principios del 2022 fue la comparación del número de empleados con respecto al “Índice Mínimo de Trabajadores” (IMT) de la actividad, informado oportunamente por los estacioneros.

Y si bien es una disposición obligatoria para el sector, en función de las mangueras y el espacio de la boca de expendio, el profesional, que fue partícipe de la creación del IMT, reconoció que “desde el organismo público no se suele controlar dicho aspecto debido a que las estaciones suelen tener a todos sus trabajadores en blanco y el fisco sabe que es un negocio muy transparente”.

“Además, en algunas expendedoras, principalmente las de ruta, se dejó en claro que muchas son temporales, es decir que sus épocas fuertes de trabajo son por períodos específicos”, amplió.

compartir