Novedades

Racing le ganó a Unión de Santa Fé 1-0. Y son 9 victorias consecutivas y récord histórico en el profesionalismo

El equipo de Gago venció por 1-0 a un duro Tatengue y llegó a su novena victoria consecutiva, igualando una racha de 1967.  La «Academia», el equipo del momento, ganó y sostiene sus ilusiones desde el buen juego.

El Cilindro es la casa de la felicidad. Y sus habitantes, que habían comenzado el torneo con caras largas, hoy no dejan de sonreír. Disfrutan del juego del equipo y, fundamentalmente, de los triunfos. A fin de cuentas, una consecuencia de la propuesta de Fernando Gago, que despejó las dudas y no sólo se corporizó en un técnico confiable; además, entró en la historia: con nueve triunfos consecutivos, alcanzó el registro de Juan José Pizzuti en 1967. Sí, el año que fue campeón de América y del mundo. Y cada vez está más cerca de sellar su clasificación a los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional.

Jugó un gran primer tiempo, lapso en el que consiguió la victoria, y tuvo que trabajar mucho en el complemento ante un rival que no fue superior, pero se plantó con otra actitud. Justo cuando empezaron a pesar las piernas por esa doble competencia a nivel local e internacional.

La Academia tiene un juego envolvente. Se hace dueño de la pelota y teje líneas de pases. Sale Leonardo Sigali, conduce hasta la mitad de la cancha y siempre elige el destino correcto. Para Leonel Miranda en corto, para Eugenio Mena o Tomás Chancalay en largo. Después, triangula por los costados para intentar sorprender por afuera con el desborde o por adentro en diagonal. Y si el camino está cerrado, vuelve a empezar.

De este modo, domina. Y somete a sus rivales. Así le ganó a Unión en el primer tiempo. Con la tenencia como premisa (72% al cabo de esa etapa), la circulación prolija, pero profunda. No entró en ese circuito tedioso. Por el contrario, siempre buscó aguijonear a un adversario que entendió que su mejor opción era presionar encima del jugador que tenía la pelota, tapar al receptor, recuperar y salir rápido de contra.

No lo lograron los santafesinos porque Racing estuvo muy preciso. Y si no se puso en ventaja antes fue por unos centímetros. El VAR corroboró el offside de Enzo Copetti por una rodilla. Sí, apenitas adelantado estaba el chaqueño después de una jugada propia del Manchester City, con Gustavo Gómez saliendo del fondo como Ederson y ocho toques que terminaron con el banderín en alto. Iban veinte minutos de la primera parte.

Pero un ratito después, Copetti tuvo revancha. Porque Racing hace méritos para generar posibilidades. Y a partir de un tiro de esquina llegó el gol. Rechazó el fondo tatengue, Gastón González salió del área arrebatado, tropezó y Aníbal Moreno recuperó. Y abrió a la derecha para Fabricio Domínguez, que metió un buscapié. Y esta vez, el “9” de la Academia arremetió, consciente de que tenía que romper el offside. Y la empujó al arco de Sebastián Mele.

Fue un tiro hacia el lado de la Justicia. Por Copetti y por el gran rendimiento que mostró Racing, que no pateó tanto al arco en función de su volumen de juego. Tuvo Miranda el segundo, después de un doble enganche de Chancalay y un rechazo corto de Claudio Corvalán. Sin embargo, el tiro de Lolo se encontró con una gran respuesta de Mele.

Unión no logró imponer esa intensidad que mostró a lo largo del torneo. No pudo aprovechar las zancadas de Gastón González ni la habilidad de Mauro Luna Diale. Porque se topó atrás con un enorme Sigali que resolvió de arriba y abajo y un pibe que cada vez parece más maduro en el mediocampo: Moreno. Anticipa, quita y devuelve al pie amigo.

En el segundo tiempo, Gustavo Munúa movió el banco. Mandó a la cancha a Mariano Peralta Bauer, más explosivo que Matías Gallegos. Intentó ser más punzante Unión. Y se dejó ver más intenso en la discusión de la pelota. Sin embargo, no logró ser determinante en el área de Gómez. Especialmente, porque no logró pesar en los metros finales. Un tirito de Luna Diale que controló el número uno marplatense y en el desenlace, una pelota parada que bajó Franco Calderón y no pudo conectar de lleno Peralta Bauer, pero obligó el esfuerzo de Chila. Esas fueron las jugada más peligrosas de los santafesinos.

Racing no cesó en su protagonismo, pero tampoco generó demasiado desequilibrio en 3/4. Empezó a sentir el cansancio de la seguidilla y Gago creyó que la mejor alternativa para el segundo tiempo era descansar la pelota en los pies de Edwin Cardona. Le costó al colombiano, algo lento. Y casi no llegó hasta Mele, que un rato antes le había ahogado el grito a Alcaraz.

Y celebró la Academia. Una vez más. Alcanzó el registro de una gloria. Y sueña con la vuelta olímpica, aunque todavía quede mucho camino por recorrer.

En la próxima jornada, la undécima, Racing visitará a Patronato de Paraná (miércoles desde las 16.30) y Unión recibirá en Santa Fe a San Lorenzo (martes en el mismo horario).

Síntesis del partido:

Racing Club: Gastón Gómez; Facundo Mura, Leonardo Sigali, Emiliano Insúa y Eugenio Mena; Fabricio Domínguez, Leonel Miranda y Aníbal Moreno; Carlos Alcaraz, Enzo Copetti y Tomás Chancalay. DT: Fernando Gago.

Unión: Santiago Mele; Federico Vera, Franco Calderón, Emanuel Brítez y Claudio Corvalán; Imanol Machuca, Juan Nardoni, Juan Carlos Portillo y Gastón González; Mauro Luna Diale y Matías Gallegos. DT: Gustavo Munúa.

Gol en el primer tiempo: 27m Enzo Copetti (R).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Mariano Peralta Bauer por Gallegos (U); 13m Edwin Cardona por Domínguez (R); 14m Diego Polenta por Calderón (U); 26m Nery Domínguez por Alcaraz (R) y Gonzalo Piovi por Mena (R); 28m Enzo Roldán por Portillo (U); 40m Kevin Zenón por Luna Diale (U) y Brian Blasi por Brítez (U); 42m Matías Rojas por Copetti (R) y Jonathan Gómez por Moreno (R).

Amonestados: Domínguez, Copetti (R); Portillo, Brítez (U).

Árbitro: Darío Herrera.

Cancha: Racing Club.

compartir