Novedades

Recomendaciones para evitar accidentes domésticos con niños

El explorar en la infancia resulta ser un momento que puede generar situaciones de peligro que comprometan la integridad física. Desde el Ministerio de Salud de Entre Ríos se brindan pautas que permiten resguardar a los más pequeños.

Durante las vacaciones, suelen incrementarse los ingresos a los hospitales y centros de salud por accidentes en menores, por lo cual el Ministerio de Salud de Entre Ríos, a través de la Dirección Materno Infanto Juvenil, considera esencial concientizar sobre los modos de evitar riesgos, tomando como base que siempre es fundamental la supervisión de adultos.

“La infancia es un tiempo de crecimiento y desarrollo donde el experimentar suele ser protagonista pero, en este andar, resulta esencial promover el aprendizaje sobre los cuidados dentro del círculo íntimo de niñas y niños, como primera oportunidad para resguardar la salud de los más pequeños” indicó la directora Materno Infanto Juvenil, Georgina López, y agregó: “Los accidentes domésticos son una causa de consulta e internación frecuente que incluso puede tener consecuencias graves para los chicos, por eso resulta fundamental difundir pautas de prevención y cuidado para evitar innumerables lesiones que en ocasiones tienen consecuencias irreparables”.

En ese sentido es crucial socializar pautas de cuidado que han sido consensuadas con distintos organismos y entidades nacionales involucradas en la infancia, a saber:

· Colocar defensas adecuadas en ventanas, escaleras y balcones.

· Mantener fuera del alcance de los niños insecticidas, medicamentos y artículos de limpieza -conservarlos en su envase original o rotularlos para evitar su ingesta accidental.

· Tapar enchufes e instalar disyuntores para que la corriente se corte automáticamente ante algún inconveniente.

· Guardar objetos filosos o punzantes -cuchillos, tijeras, agujas de tejer, etc-.

· Evitar mecanismos de cierre en baños y no instalar allí los calefones por posibles inconvenientes de combustión.

· No dejar solos a los niños si se encuentran jugando con agua. Cuidar también que no queden al alcance recipientes con agua -baldes, tachos, piletas, jarrones, etc.-

· No tener a bebés en brazos al tomar una bebida caliente o cocinar. Utilizar las hornallas de atrás o evitar que los mangos de las ollas y sartenes estén al alcance de la mano de los niños.

· No permitir que el niño juegue con cordones, bolsas plásticas, globos ni objetos pequeños -botones, pilas, bijouterie, y monedas, entre otros- que pueden ingerirse accidentalmente.

· Al usar manteles, prestar atención que niñas y niños pueden tirar de ellos, arrastrando sobre sí objetos y líquidos calientes.

· Controlar que los chicos no manejen televisores e incluso control remoto porque pueden colocarse las pilas en la boca e ingerir sus elementos tóxicos o ahogarse al tragarlas.

compartir