Novedades

Renta inesperada: la oposición votará en contra y se complica el panorama del FdT en el Congreso

Alberto Fernández y Martín Guzmán presentaron la iniciativa este lunes y pidieron que los legisladores la acompañen.

El proyecto de renta inesperada que presentó este lunes el presidente Alberto Fernández junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, ingresará al Congreso de la Nación en las próximas horas y el oficialismo deberá trabajar fuerte para poder aprobarlo.

¿Por qué? Porque para avanzar en la Cámara de Diputados, el Frente de Todos necesita una mayoría absoluta de 129 votos y saben que no será una tarea fácil conseguir los 12 legisladores que faltan para alcanzar ese número. En abril, cuando se había anunciado la posibilidad de impulsar el proyecto, Juntos por el Cambio había adelantado su rechazo y se cree que los libertarios también votarían en contra.

En diálogo con TN, la diputada de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal, ratificó la postura de la oposición respecto a la renta inesperada y descartó acompañar el proyecto.

“Definitivamente no vamos a acompañar. Tenemos un compromiso electoral que vamos a cumplir: no vamos a crear nuevos impuestos ni a aumentar más. Hemos sido consistentes con esto y lo hemos sostenido en cada votación. Esta no es otra cosa que un impuesto más”, afirmó.

No es una novedad la postura de Juntos por el Cambio, ya que en su momento votaron en contra del impuesto a las grandes fortunas y de las modificaciones en el impuesto a los Bienes Personales.

Renta inesperada: la oposición votará en contra y se complica el panorama del FdT en el Congreso

En su discurso, Alberto Fernández dijo que el Congreso que “tiene que acompañar y sacar la ley”. Respecto a esa frase, la exgobernadora bonaerense respondió: “Creo que hay que decirle al Presidente que hay tres poderes independientes y que el legislativo no tiene la obligación de sancionar nada que él proponga. Además, es una medida que no va a resolver los problemas que tiene la Argentina hoy”.

El diputado Rogelio Frigerio parafraseó a su compañera y agregó que estas medidas “espantan cualquier tipo de inversión en la Argentina”, ya que considera que la sociedad sufre de una gran “asfixia impositiva”.

“Este sería el impuesto número 167 y quedaríamos al tope del récord mundial. El impuesto a la renta inesperada sería un nuevo manotazo al sector privado que está harto de que lo esquilmen”, expresó a TN el senador de la UCR Pablo Blanco.

“¿O acaso el Estado va a subsidiar a estas empresas cuando tengan pérdidas inesperadas? ¿Se asocia en las buenas y nunca en las malas? La vida empresaria se basa en asumir riesgos, para ganar y para perder. Y cuando se gana, se paga 35% de impuestos a las ganancias. Es más que suficiente”, planteó y apuntó contra el Gobierno: “Lo cierto es que administran pésimo y están desesperados por recaudar para cubrir los agujeros que a diario le van haciendo a la economía”.

En esa línea, enfatizó: “Dejen al sector privado trabajar y progresar en paz. Así habrá más riqueza y naturalmente más recaudación. Inesperados son estos inventos impositivos que desalientan al empresariado que es el único sector que puede generar empleo genuino, que es lo que hoy está necesitando el país”.

El diputado Cristian Ritondo disparó: “No pueden dar órdenes ni en su propio gabinete y piensa que va a darle órdenes al congreso. Defenderemos la independencia de poderes y defenderemos a los argentinos que producen de un gobierno voraz que solo sabe inventar impuestos”.

El Gobierno sabe que no contará con ninguno de los 116 votos de Juntos por el Cambio y tampoco con los cuatro de los libertarios. En una entrevista con La Nación +, el diputado Javier Milei calificó al proyecto de ley como “aberrante” y aseguró: “Se creen que son piolas por cobrar más impuestos pero solo empobrecen a la gente”. En la misma línea se pronunció José Luis Espert, que considera que es este impuesto “es una estupidez”.

Sin embargo, el oficialismo apostará a obtener los votos que le faltan del Interbloque Federal, del Interbloque Provincias Unidas y del Frente de Izquierda, que aún no manifestaron su postura al respecto. Al aclarar que no se trata de un nuevo impuesto sino que será un aumento de la alícuota de uno ya existente, confían en sumar adhesiones para aprobarse.

TN

compartir