Novedades

Renta inesperada: la UIA advierte por impacto en inversión y empleo

Aguardan ahora que la iniciativa se presente formalmente y esperan la reunión con la CGT. Pondrán a sus equipos técnicos a analizar el alcance de la medida.

Casi por acto reflejo, aunque todavía la idea de subir la alícuota del Impuesto a las Ganancias a las rentas extraordinarias está en pañales, los empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) hicieron público su desagrado. No se trata de un rechazo frontal, pero expresaron su “preocupación” porque según señalan puede afectar inversiones.

Resulta obvio que una entidad empresaria no puede avalar públicamente un incremento de la presión fiscal que pudiera afectar a algunos o la totalidad de sus socios, pero tal como indicaron fuentes de la central a Ámbito, el proyecto todavía no está puesto formalmente sobre la mesa.

El anuncio realizado por el ministro Martín Guzmán junto con el presidente Alberto Fernández, para conseguir financiamiento extra para las ayudas a jubilados, monotributistas y empleados contratados de manera irregular, fue analizado por la Junta Directiva de la UIA.

“Los representantes sectoriales y regionales de la Junta Directiva manifestaron su preocupación por la posible creación de una alícuota adicional dirigida a empresas de todo el país. Al respecto, se analizó cómo afectará a la inversión un nuevo incremento en la presión tributaria sobre el sector formal de la economía y el impacto negativo que tendrá en la actividad y el empleo”, señala ese cuerpo directivo

La UIA adelanta que “en los próximos días, el departamento de Política Tributaria y el Centro de Estudios de la UIA (CEU) estudiarán los alcances de la medida y su repercusión en los diferentes sectores productivos”. De acuerdo con lo anunciado por Guzmán, se buscaría aplicar una alícuota adicional a aquellas empresas que tengan una ganancia imponible de más de $1.000 millones y que declaren un incremento muy fuerte de su rentabilidad, como consecuencia del aumento de los precios a nivel mundial que generó la guerra en Ucrania. Las empresas de la UIA que reúnen ese requisito no son muchas.

“Se trata de un impuesto inesperado”, afirmó Daniel Funes de Rioja, el presidente de la entidad, quien estuvo presente en el anuncio que se llevó a cabo en la Casa Rosada. Ahora el impuesto se volverá uno de los temas de la mesa que integra la central con la Confederación General del Trabajo. El titular del Palacio de Hacienda anticipó que pretende que el proyecto se pueda debatir en ese contexto.

El presidente de la UIA aclaró que más allá de su particular opinión sobre el proyecto, tiene que haber un posicionamiento institucional de la entidad que preside. De ese modo, también se evitan potenciales fricciones internas con algunas cámaras y regionales que respaldan al Gobierno.

Según dijeron a Ámbito fuentes de la central, la idea es seguir manteniendo una buena relación con el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, a pesar de marcar diferencias. En estas circunstancias, como el proyecto de ley no está escrito y todavía tiene que pasar por el Congreso, van a esperar a que la oposición se manifieste en contra y trate de bloquearlo.

Ambito

compartir