Novedades

Se postergaría nuevamente la actualización de los impuestos a los combustibles

El 1º de junio deberían aplicarse los nuevos valores del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDL). El Gobierno aplazaría la medida por tres meses más.

A través del Decreto 98/2022, el gobierno dispuso posponer hasta el 1º de junio la actualización del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y al Dióxido de Carbono (IDL), que debía realizarse en marzo.

La decisión tenía como fin “asegurar una necesaria estabilización y una adecuada evolución de los precios”. En razón de ello, y tras haberse aplicado tres aumentos en los surtidores durante 2022, que acumulan en el año una suba del 30 por ciento, el Gobierno habría tomado la decisión de volver a postergar la medida por un nuevo trimestre.

Los impuestos a los combustibles se ajustan en forma trimestral de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor que mide el INDEC. Pero desde finales de la administración de Mauricio Macri y como viene sucediendo durante la gestión de Alberto Fernández, se fueron trasladando hacia adelante para evitar su impacto en la inflación.

Si el mes que viene se ajusta el impuesto fijo o se cambia al modo de alícuota, será una nueva alza en los valores de las pizarras de las Estaciones de Servicio. Aunque no creo que ocurra alguna de esas alternativas”, analizó oportunamente Daniel Montamat, exsecretario de Energía en conversación con surtidores.com.ar.

Según detalló el especialista, el atraso que tiene ICL y el IDL “es superior al 50 por ciento”, lo que impactaría directamente en el precio reflejado en el surtidor. Específicamente sería “de $12 a $18,5 en el gasoil y alrededor de $17 a $26 en la nafta si se actualiza todo el porcentaje pendiente”, afirmó.

Vale remarcar que el Gobierno Nacional prevé reformar el sistema para que los impuestos a los combustibles líquidos dejen de ser una suma fija y se conviertan en un porcentaje del precio de venta en las Estaciones de Servicio.

Según el proyecto oficial, la alícuota para gravar las naftas sería del 41,9 por ciento y del 25,5 por ciento para gasoil, hecho que va en línea con el rechazado proyecto de presupuesto 2022 y la ley de hidrocarburos que aún espera tratamiento en el Congreso tras su presentación en el 2021.

compartir