Novedades

Se realizó el trasplante al nene con hepatitis severa: «Salió todo bien»

El equipo médico del Sanatorio de Niños, encabezado por el doctor Alejandro Costaguta, dio detalles de la cirugía al niño de 8 años, tras recibir el hígado de un donante de La Pampa.

Esta tarde, mientras finalizaba la cirugía al niño de 8 años afectado por una hepatitis severa de origen desconocido, el equipo médico del Sanatorio de Niños, encabezado por el doctor Alejandro Costaguta, dio detalles de la operación. Vale señalar que el chico debió ser sometido a un trasplante de hígado, luego de complicaciones en su cuadro y tras ser incluído en emergencia nacional para la pronta recepción del órgano.

“Estamos muy satisfechos porque ha terminado la cirugía en nuestro efector. Ayer a las 21 hs, aproximadamente, el Incucai nos emitió un informe que indicaba la posibilidad de tener un donante que podría ser apto para nuestro receptor. Nuestro equipo se reunió, evaluó la situación y aceptamos el hígado. Inmediatamente se puso en marcha el operativo de trasplante”, explicó Costaguta.

Y, seguido amplió: “Eso consistió en un primer equipo quirúrgico que por vía aérea se trasladó al sitio donde estaba el donante, en la provincia de La Pampa, y acá en nuestro sanatorio se iniciaron los preparativos para la cirugía del receptor, para que hace instantes se termine de implantar el órgano”.

Respecto a la cirugía, el profesional aseguró: “Faltan algunos detalles, pero está todo bien”.

En efecto, se trata de una operación que demanda entre 6 y 12 hs, dependiendo las dificultades que se vayan encontrando. “El problema al principio no es la aceptación, sino que no haya complicaciones derivadas de la cirugía. Por eso las primeras 24 hs, una vez que se supere la etapa de la cirugía, vamos a tener 24 hs enfocados en detectar complicaciones derivadas de la cirugía”, aclaró el médico.

“Uno, son los problemas técnicos, y otros a partir del hígado cuando es reconectado al cuerpo comience a funcionar. Existe la posibilidad que al haber estado conservado en frío y el tiempo que pasa entre que se saca y se implanta, algunas veces, muy raramente, el hígado demora en empezar a funcionar. Esperamos que eso no suceda en este caso”, detalló el médico.

Finalmente, Costaguta destacó que “la ventaja es que es un niño sano, así bruscamente se enferma, pero si uno remueve el problema y le da la posibilidad, también bruscamente se recupera. Si logra superar la cirugía, las chances son muy buenas. Y va a poder llevar una vida absolutamente normal”.

Telefe

compartir