Novedades

Secuestran mas de 1600 kilos de cocaína. Salían por la Hidrovía a Dubai. Allanamientos en Entre Ríos, Santa Fé y otras provincias

Los panes, que iban a ser escondidos en contenedores y enviados en los próximos días, tenían un envoltorio que llevaba la marca de carteras y bolsos francesa Louis Vuitton.

Los investigadores presumen que el cargamento iba a ser embarcado en septiembre. 

La droga fue secuestrada en un galpón del barrio Empalme Graneros, en el marco de una serie de operativos en los que se detuvieron a 12 personas. El depósito no tenía condiciones particulares para proteger la mercadería, lo que inclina a los investigadores a pensar que estaría pocos días allí.

​Se cree que iba a ser enviada a Dubai con «una mecánica de exportación a través de los medios comerciales usuales y legales, lo que es muy común», según explicó al finalizar el allanamiento el comisario mayor Mariano Giuffra, a cargo de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal.

El procedimiento comenzó en la madrugada y fue ordenado por el juez Federal Adrián González Charvay, de Campana. La investigación demandó seis meses.

Agentes de la Superintendencia de Drogas Peligrosas y de la Agencia Regional de la Policía Federal llevaron a cabo diversos allanamientos dispuestos por el juez en Rosario y en las provincias de Entre Ríos, Córdoba, Santiago del Estero, Capital Federal y Buenos Aires.

Fueron 30 allanamientos en total, donde se secuestraron 1.658 kilos de cocaína envueltos en 1.535 panes.

El cargamento estaba en un galpón ubicado sobre la calle Génova al 2400, del barrio Empalme Graneros, en la zona noroeste de la ciudad. «Estaba listo para ser exportado», confirmó Giuffra. La droga estaba en el interior de bolsones que contenían alimento balanceado a base de maíz, denominado «expeller».

El método de ocultamiento era sofisticado: incluía una envoltura especial, la cobertura de cada pan de cocaína y un baño de repelente para animales domésticos, lo que buscaba evitar la tarea de los perros entrenados para detectar droga.

Los panes presentaban otra particularidad: tenían un envoltorio que llevaba la marca de carteras y bolsos francesa Louis Vuitton. 

La carga estaba preparada para esconderse en unos seis contenedores, que contienen 150 toneladas de cereales, y que iba a salir a través de la Hidrovía rumbo a Dubai, en Emiratos Árabes Unidos.

De acuerdo a la investigación, la mercadería podría provenir de Colombia, ya preparada para ser exportada desde Rosario. La ciudad era un lugar de paso. Ingresó al país oculta en vehículos que tenían un doble fondo de madera para ocultar la droga.

Dentro de la organización, confirmaron fuentes policiales, hay al menos identificada una persona de nacionalidad colombiana que no fue detenida porque está fuera del país. Se presume que podría tener contactos internacionales en España y Estados Unidos.

Los 12 detenidos quedaron a disposición judicial para ser indagados.

El operativo avivó, además, las diferencias políticas que en el tema seguridad agita con frecuencia. El intendente de Rosario, Pablo Javkin, celebró el hecho, al que definió como «un golpe fuerte a la narcomafia» y reclamó profundizar ese tipo de tareas.

«Necesitamos más allanamientos, detenciones, juzgamientos fuertes y cumplimientos de condenas. Necesitamos paz para Rosario», marcó en línea con su reclamo habitual para que se refuerce la seguridad en la ciudad, castigada por la violencia.

Tras más de seis meses de tareas investigarías los efectivos policiales junto con el apoyo del área de Narcocriminalidad de la Afip/Aduana, lograron determinar que dicha organización ocultaba la droga en dos galpones del barrio Empalme Graneros, ubicado en la zona oeste de la ciudad de Rosario, en bolsones que contenían alimento balanceado a base de maíz, denominado «Expelet».

Con el total de las pruebas aportadas el Juzgado Federal de la ciudad de Campana a cargo del Dr. Adrián González Charvay, ante la Secretaría del Dr. Andrés Ocampo, ordenó un total de 30 allanamientos en las ciudades de Rosario (Santa Fe), Santiago del Estero, Villa María (Córdoba), Victoria (Entre Ríos), Bahía Blanca (Buenos Aires), Conurbano Bonaerense y Capital Federal donde se logró la detención de los 12 componentes de la organización y el secuestro de 1535 panes de cocaína que se encontraban la espera de ser disimulada en seis contenedores cargados con 150 toneladas de cereal que serían exportados desde el puerto de Rosario hacia la ciudad de Dubái.

Además de la droga se secuestró dinero en efectivo, automóviles de alta gama, armas automáticas y dos utilitario que poseían doble pared de fondo que los detenidos utilizaban para el traslado de los estupefacientes.

Cabe destacar que uno de ellos, al momento del procedimiento, estaba cargado con otros 50 kilogramos de cocaína los que se presumen habían sido dejados allí para ser utilizados en el tráfico local de la ciudad de Rosario.

Según se estima el valor total de la substancia secuestrada, en su lugar de destino (Dubái) ascendería a la suma de 60 millones de dólares.

 

compartir