Novedades

Segmentación de tarifas: comercios y empresas pagarán casi el triple por el agua

Tendrán aumentos escalonados y las boletas pasarán de un promedio de $ 2.800, a más de $ 7.000 en junio de 2023. Eso ocurre porque la ayuda estatal se mantendrá sólo en una parte de los usuarios residenciales.

Los comercios y empresas también afrontarán aumentos en los servicios públicos. En el caso del agua, más de 300.000 comercios, industrias o clientes que tengan una actividad económica verán escalar sus facturas en un 250% hasta marzo de 2023. En electricidad, el Gobierno sigue sin comunicar de cuánto serán los incrementos tanto para hogares como para el resto, pero una primera estimación indica que la suba no bajará del 20%.

AySA, la proveedora de aguas y cloacas de la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, informó que llevará adelante aumentos que se acercarán al 300% para los clientes “no residenciales”.

Se trata de más de 300.000 clientes que no son hogares: esto incluye a comercios, industrias y cuentas que utilizan los servicios públicos para algún fin de lucro.

Actualmente, la factura promedio mensual sin impuestos de un cliente “no residencial” de AySA es de $2.800 sin impuestos, según la compañía.

Ese cliente tendrá tres aumentos bimestrales de $1.400 cada uno, desde noviembre. Como consecuencia, en junio de 2023 su factura alcanzará los $ 7.000 (sin impuestos), según datos de AySA. La suba es del 250%.

Con respecto a los valores actuales, el precio de la prestación casi se triplicará. Es una de las formas que eligió la compañía para achicar su déficit fiscal.

compartir