Novedades

“Ser diferente está bien”: El emocionante video del chico con autismo que sorprendió a los fans de Coldplay durante un concierto

El hecho tuvo lugar el domingo pasado, durante el segundo concierto que la banda británica Coldplay dio en la Ciudad de México como parte de la gira de promoción de su último álbum, Music of the Spheres. En un momento de la noche, ante los miles de fans, el líder del grupo, Chris Martin, tomó el micrófono y pidió su atención:

“Cuando tocamos en este mismo lugar, seis años atrás, después del concierto se conoció el video de un hombre joven y su hijo cantando y bailando ‘Fix you’. Fue el mejor video que jamás hubiésemos visto, el más importante para nosotros. El nombre de ese chico es Huillo: tiene autismo y es un joven muy especial, que ha estado haciendo música como una forma de entender el mundo, las emociones y las personas. Hemos escuchado una de sus canciones esta semana y le pedimos que viniese a cantarla con nosotros. ¡Aquí viene Huillo!”.

El público estalló en aplausos y el adolescente de 17 años subió al escenario junto con su papá. Luego, se sentó frente al piano. “Esta canción se llama ‘Different is ok’ (Ser diferente está bien). ¿Estás listo Huillo?”, dijo Martin, a lo que el joven respondió: “¡Sí muchachos!”. En ese momento, la música empezó a sonar, ante los gritos de emoción de los presentes. En el mes internacional de concientización sobre el autismo, el video no tardó en volverse viral en las redes sociales.

Cambiar la mirada

A partir de su propia experiencia, la canción de Huillo busca visibilizar la importancia de convivir en la diversidad, respetando el derecho a una plena inclusión que tienen todas las personas. El joven fue diagnosticado con una condición del espectro autista cuando tenía cuatro años, y sus padres se dieron cuenta rápidamente de que disfrutaba mucho escuchar la música de Coldplay. En 2006, lo llevaron a un concierto en la Ciudad de México. Allí fue cuando su padre grabó un video que llegó hasta el grupo británico. Finalmente, este domingo el adolescente cumplió su sueño de tocar junto a la banda.

Para las y los especialistas en autismo, iniciativas como esta colaboran en seguir visibilizando una condición que comparten uno de cada 54 chicos y chicas según las últimas cifras del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos. En la Argentina, si bien no existen datos epidemiológicos locales, tomando como referencia la prevalencia internacional (1/2% de la población), se estima que son entre 400.000 y 800.000 las personas dentro del espectro autista.

Huillo tiene 17 años y le encanta la música
Huillo tiene 17 años y le encanta la música

Conocer más sobre la forma en que los niños, jóvenes y adultos con autismo perciben el mundo, así como derribar mitos, es fundamental para mejorar su calidad de vida y la de sus familias. “Es importante que todos nos informemos más y que podamos acercarnos sin ningún tipo de prejuicio. Sin esa idea previa que podemos tener de esa persona: Rainman para los más grandes, Atypical, para los más jóvenes. Hay que entender que si conociste a una persona con autismo, conociste a una persona con autismo: todas son diferentes”, reflexiona Matías Cadaveira, psicólogo clínico y terapeuta familiar especializado esa condición.

Una de las imágenes que el chico compartió en sus redes sociales
Una de las imágenes que el chico compartió en sus redes sociales

Para Cadaveira, estos son algunos consejos que pueden colaborar en la construcción de una sociedad más inclusiva:

  • Desprendete de los prejuicios: ¿Alguna vez viste a un niño o joven actuando de manera disruptiva en la calle, supermercado o plaza y pensaste que él o sus padres eran “maleducados”? ¿Te imaginaste que podía tener alguna discapacidad o condición? El psicólogo recuerda que es importante tener presente que el 74% de las discapacidades no son visibles y que esa persona puede estar necesitando tu apoyo y empatía.
  • Acercate respetuosamente: Hacelo guardando distancia, preservando el espacio interpersonal y preguntá si la persona o quienes la acompañan necesitan ayuda.
  • Informate acerca de autismo: Es clave entender que no es una enfermedad sino una condición. Las personas con condiciones del espectro autista son neurodivergentes, es decir, perciben y entienden el mundo de una manera diferente a la que lo hacen las personas neurotípicas.

Si bien no existe una persona con autismo igual a la otra, hay ciertas características en común que es importante conocer para poder actuar de manera asertiva y empática. Estas son algunas que enumera Cadaveira:

  • Se benefician del orden y la anticipación: Como son muy apegados a las rutinas, frente a un cambio de planes es importante que lo puedan saber previamente para evitar que les genere ansiedad o nerviosismo. Si, por ejemplo, vas a organizar un cumpleaños y a recibir a una persona con autismo, lo mejor que podés hacer es preguntar previamente qué cosas debes tener en cuenta para que lo pase lo mejor posible. Con pequeños ajustes podés hacer una gran diferencia.
  • Presentan desafíos en el procesamiento sensorial de los estímulos provenientes del medio (ya sea a través de la vista, del olfato o del oído). La sobrecarga sensorial hace que vayan acumulando estresores y puedan responder con conductas disruptivas. Saber esto permite que podamos hacer las adecuaciones necesarias o brindarles los apoyos para esos momentos. Por ejemplo, bajar el volumen de la música u ofrecerles un lugar tranquilo sin tantos estímulos cuando vemos que lo necesitan.
  • Los favorecen las explicaciones simples, así que para comunicarte, hacelo sin exceso verbal ya que el mismo los desorganiza y marea. En algunos casos (sobre cuando no tienen desarrollado el lenguaje verbal) la comunicación se puede dar a través de gestos sencillos o símbolos.
  • Suelen ser muy literales y a veces les cuesta comprender los chistes o el doble sentido. Sabé que quizás requieran de alguna explicación extra para sentirse cómodos durante la conversación.
  • Presentan desafíos en la socialización. Algunas personas con autismo son muy extrovertidas y sociables, mientras que otras son más tímidas y retraídas. Si tenés un amigo o pareja con autismo, no actúes como si fueras su terapeuta ni le exijas que cambie para adaptarse a vos. La clave es que puedan crear un código de comunicación que los respete a ambos.
  • Pueden tener conductas repetitivas y/o movimientos estereotipados: les sirven para bajar su ansiedad o nivel de nerviosismo, así que es importante no hacerlos sentir mal ni obligarlos a frenarlos.

La Nación

compartir