Novedades

Sergio Daniel Urribarri fue condenado a 8 años de cárcel por corrupción

El actual embajador en Israel estaba acusado por diversos hechos delictivos que implicaron un desfalco de unos nueve millones de dólares durante su gestión al frente de la provincia mesopotámica, entre 2007 y 2015

 

Sergio Urribarri, exgobernador de Entre Ríos y actual embajador argentino en Israel, fue condenado el jueves a ocho años de prisión en la megacausa por diversos hechos de corrupción cometidos en la provincia durante su gestión entre 2007 y 2015.

El Ministerio Público Fiscal había pedido 12 años de cárcel para el integrante del Frente de Todos, por “negociaciones incompatibles con la función pública, peculado e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. La parte acusadora además había solicitado la inhabilitación absoluta perpetua para ejercer cargos públicos.

El exgobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner. (Foto: NA)
El exgobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, junto a la vicepresidenta Cristina Kirchner. (Foto: NA)

El presidente del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Entre Ríos, José María Chémez, convalidó los argumentos de la fiscalía, al entender que se organizó un sistema irregular para defraudar al Estado con distintas maniobras dolosas.

En la denominada “causa de las imprentas”, donde se investigó la difusión de la precandidatura a Presidente de Urribarri, quedó acreditado para los jueces que hubo hechos delictivos por parte de todos los acusados (entre ellos Urribarri y otros exfuncionarios), a excepción de dos personas: Maximiliano Sena y Alejandro Almada, que “tuvieron que ver con los hechos, pero quedarían fuera de la condena por el paso del tiempo”.

La principal hipótesis apuntó al direccionamiento y cartelización de publicidad estática en las calles y rutas, en favor de las empresas cuya propiedad se le adjudica a Juan Pablo Aguilera, otro de los acusados y cuñado de Urribarri según publica el diario Uno.

Juan Pablo Aguilera, cuñado de Sergio Urribarri, durante una audiencia del juicio por corrupción en el gobierno de Entre Ríos. (Foto: gentileza de Diario Uno)
Juan Pablo Aguilera, cuñado de Sergio Urribarri, durante una audiencia del juicio por corrupción en el gobierno de Entre Ríos. (Foto: gentileza de Diario Uno)

Asimismo, también se analizó el expediente por la publicación de una solicitada en contra de los “fondos buitres” en diversos medios de comunicación nacionales y provinciales. Al respecto, el mencionado tribunal entendió que Urribarri y Pedro Báez, otro de los acusados, “utilizaron fondos públicos para un interés netamente particular, disfrazado de un acto de gobierno”.

Los presuntos delitos incluidos en la megacausa fueron negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública, peculado y defraudación a la administración pública. Los fiscales calcularon un desfalco de unos nueve millones de dólares.

El exgobernador Sergio Urribarri fue condenado a 8 años de prisión por corrupción

El descargo de Sergio Urribarri antes de la sentencia

Urribarri, que siguió por videoconferencia la lectura de la sentencia, había hecho un duro descargo tras conocerse el pedido de condena en su contra, centrándose en la actuación, a su criterio defectuosa y arbitraria, de la Fiscalía.

“Hemos escuchado la frase ‘dinero de los entrerrianos’. Se ha dilapidado dinero de los entrerrianos en estas investigaciones. Vi algunos gestos, son conscientes del sufrimiento que causaron con el escarnio mediático que promovieron, provocaron daño en estos seis años”, afirmó Urribarri. E incluso instó a los fiscales a disculparse: “Están a tiempo de pedir disculpas”.

TN

compartir