Novedades

Sergio Massa vio a Cristina Kirchner y ahora almuerza con Alberto Fernández

Del Senado a la Casa Rosada. Sergio Massa se reunió este 4 de mayo por la mañana con Cristina Kirchner y tras ese encuentro salió para Balcarce 50 en donde almorzó con Alberto Fernández. El tercer socio de la alianza electoral se había mantenido alejado de la disputa entre el Presidente y la Cristina Fernandez hasta hoy.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner hablaron por última vez el 1 de marzo. Diez días después, tras los incidentes en el Congreso que finalizaron con una agresión al despacho de la Vicepresidenta, el jefe de Estado envió un mensaje a su celular que nunca fue respondido. CFK esperaba un gesto mayor y un repudio público que nunca llegó.

Este desencuentro creció ante la insistencia del kirchnerismo de hacer cambios en el gabinete y participar de una mesa en la que se tomen las decisiones del gobierno nacional, dos cosas que Fernández no se muestra hasta ahora dispuesto a hacer. En ese contexto, el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, decidió mantenerse alejado de la disputa que esta semana escaló fuertemente tras las declaraciones del legislador, Máximo Kirchner y del ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés «Cuervo» Larroque. 

En este contexto, esta miércoles por la mañana, el líder del Frente Renovador se reunió con la Vicepresidenta y, aunque no estaba en agenda, después de este encuentro partió rumbo a la Casa Rosada para almorzar con el Presidente. ¿Llevará un mensaje de Cristina Kirchner?

CFK insiste con que el Presidente tiene que convocarla para definir el rumbo del gobierno. Distintas voces cercanas a CFK lo vienen pidiendo, entre ellas la Senadora, Juliana Di Tullio.

Hasta ahora ningún dirigente logró juntar a la fórmula presidencial de 2019 y muchos habían abandonado la tarea de mediador. Uno de ellos fue el ministro del Interior, Eduardo «Wado» De Pedro, quien en los últimos días se cansó de repetir que deben ser solo ellos quienes deben arreglar el conflicto.

Durante estos meses, Sergio Massa escuchó a ambas partes e intentó no involucrarse en la pelea que ahora busca desactivar. La disputa hizo que el oficialismo no pueda activar la agenda en el Congreso y mucho menos convocar al Pacto de La Moncloa con el que el tigrense se entusiasmaba semanas atrás dejar la grieta de lado.

Perfil

compartir