Novedades

Tras cambiarse el look en prisión, Nahir Galarza denunció «persecución y hostigamiento» de los guardias

Nahir Galarza, condenada a prisión perpetua por el crimen a balazos de su novio Fernando Pastorizzo, cometido en 2017 en Gualeguaychú, denunció «persecución y hostigamiento» de los guardias penitenciarios.

Lo hizo a través de su abogada, Raquel Hermida Leyenda, quien aseguró que el supuesto maltrato se produjo a raíz del cambio de look de la joven de 22 años.

La letrada contó que Galarza había pedido permiso para que asista su madre a la Unidad Penal 6 y «le corte el pelo y le haga color».

Pero, de acuerdo con la abogada, esa decisión no habría caído bien entre los guardias, por lo que «allanaron su celda, levantaron el techo y le pusieron una custodia de tres oficiales armados» cuando se dirige a estudiar su licenciatura en Psicología.

Leyenda afirmó que Nahir no pretende generar problemas en la prisión y que conserva un bajo perfil desde hace ya varios meses.

«Trabaja desde las 8 y asiste no sólo a la Facultad, sino también a varios cursos», señaló la letrada.

Y remarcó que se trata de «una persecución» por parte de los agentes penitenciarios.

También reafirmó que la joven sólo «está esperando la resolución de la Corte Suprema y la posibilidad de acceder a un nuevo juicio».

«Nahir no quiere fugarse, sólo sueña con un nuevo juicio que condene a su padre», sostuvo.

En enero pasado, Nahir denunció a Marcelo Galarza como autor del homicidio de Pastorizzo.

«Yo no lo maté a Fernando, fue papá. Quiero que acuses al verdadero asesino y a los corruptos que taparon lo que pasó de verdad aquel día», acusó a casi 5 años de crimen.

Días después, la fiscalía de la ciudad de Gualeguaychú desestimó la denuncia al considerar que el asesinato por el que fue condenada a prisión perpetua ya fue analizado en distintas instancias judiciales.

compartir