Novedades

Tras una nueva suba de subsidios para el sector, la UTA acordó un aumento salarial de 100% y levantó el paro

El entendimiento se logró tras la decisión del Gobierno de incrementar en $ 2.000 millones los subsidios para las empresas del sector. La medida de fuerza, por 72 horas, iba a comenzar mañana en reclamo de mejoras para los choferes.

Con el telón de fondo de la huelga que desde mañana amenazaba paralizar durante tres días el transporte urbano de pasajeros de todo el interior del país, el Gobierno logró destrabar este lunes la negociación entre la Unión Tranviaria Automotor (UTA) y las cámaras que agrupan a los dueños de las empresas de colectivos de corta y media distancia mediante un acuerdo que definió la revisión paritaria de la actividad y elevó al 100% el incremento salarial anual para los choferes.

El entendimiento, que replica las condiciones definidas semanas atrás en la discusión salarial que involucra a los choferes de colectivos que transitan la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, fue alcanzado a partir de la decisión del Ejecutivo nacional de incrementar este año en $ 2.000 millones los recursos del Fondo Compensador destinado a subsidiar el funcionamiento del transporte urbano de pasajeros en el interior del país, que hasta ahora alcanzaba a $ 46.000 millones, al que se sumarán nuevos aportes definidos por las provincias.

Además, para garantizar el acuerdo la Nación se comprometió a llevar a $ 85.000 millones los recursos destinados al Fondo Compensador durante 2023, según señalaron fuentes de la negociación a Clarín.

Con la garantía del aumento de los subsidios, el gremio de la UTA, que lidera Roberto Fernández, y los representantes empresarios de las cámaras nucleadas en la Federación Argentina de Transportadores por Automotor de Pasajeros (FATAP) convinieron la revisión paritaria correspondiente al tramo final del año y estira al 100% el incremento salarial acumulado desde enero.

El esquema incorpora desde octubre a diciembre el pago de tres sumas fijas ($ 15.000 en octubre, $ 15.000 en noviembre y $ 10.000 en diciembre) que representan en conjunto una mejora del 40% y elevan el salario básico conformado de la actividad de $ 127.800 hasta $ 261.000 al culminar el año. También el entendimiento sumó el pago de una suma fija no remunerativa de $ 20.000 para el mes de enero, a cuenta de la negociación paritaria de 2023.

El acuerdo se selló este mediodía en el encuentro que fue encabezado por el ministro de Economía, Sergio Massa, y sus pares de Transporte, Alexis Guerrera, y Trabajo, Kelly Olmos, quienes recibieron a los representantes sindicales y empresarios en la sede del Palacio de Hacienda. La firma del entendimiento dejó sin efecto el paro que la UTA había convocado desde mañana y por tres días en todo el transporte urbano de pasajeros del interior del país, según confirmó Fernández a este diario al término de la reunión.

El incremento salarial que beneficiará a los choferes de colectivos de corta y media distancia del interior está en línea con la recomposición que el gremio selló semanas atrás para los trabajadores de las empresas cuyos recorridos circulan en el AMBA, que también estableció una mejora escalonada de 100%. En ese caso, el aumento elevó el sueldo conformado de $ 100.000 a $ 200.000, además de la mejora de los adicionales de convenio, como el caso de los viáticos.

Como ocurrió con la negociación del transporte urbano en el interior, el entendimiento paritario para los choferes de colectivos del AMBA también incluyó la decisión del Gobierno de incrementar los subsidios destinados a las empresas del sector, que en la actualidad implican transferencias por unos 27.000 millones de pesos mensuales.

La pauta salarial de colectiveros

El aumento de 100% firmado por la UTA se corresponde con la pretensión del Gobierno de que las revisiones paritarias del sector privado culminen este año con una pauta salarial en torno a ese porcentaje, como ocurrió con los acuerdos firmados en las últimas semanas por bancarios con una suba de 94,1% y aceiteros que redondeó un incremento de 98%.

En cambio, en la Casa Rosada resisten la pretensión del sindicato de Camioneros, que lideran Hugo y Pablo Moyano, que reclaman un aumento de 131% y amenazan con disponer medidas de fuerza desde esta semana si en la nueva audiencia del miércoles con las cámaras empresarias no logran cerrar la mejora salarial.

Esta mañana, el Ministerio de Trabajo había convocado a una nueva reunión conciliatoria de la UTA con los empresarios en un nuevo intento por destrabar el conflicto por aumento de salarios para los conductores del interior del país, y evitar nuevas medidas de fuerza en el sector. El encuentro de las partes comenzó a las 11 en la sede de la cartera laboral ubicada en la avenida Callao al 100, pero desde las 11.45 se reinició la reunión en la sede de la cartera de Hacienda.

De esta forma, el acuerdo alcanzado frenó un nuevo paro de los choferes de colectivos del interior del país -que esta vez iba a ser por 72 horas y que fue anunciado para mañana- en reclamo del aumento salarial. La conducción nacional de la UTA realizó la semana pasada un paro de 48 horas en el interior del país con ese mismo objetivo, lo que afectó a las líneas de transporte urbano de pasajeros en el interior del país, pero no comprendió al Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) ni tampoco a las provincias de Río Negro, Chaco y La Rioja, donde se alcanzaron acuerdos con empresarios locales.

compartir