Novedades

Un informe de Cáritas y la UCA mostró que 6 de cada 10 argentinos cayeron en la pobreza desde 2010

Se trata de un estudio realizado por Cáritas Argentina y el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (ODSA UCA), donde se concluye que entre los años 2010 y 2022, solo un 36,6% de los argentinos «nunca fueron pobres».

En este informe, además, se detalla que casi un 30% de la población argentina «experimentó una pobreza crónica», lo que significa que esta porción de la ciudadanía nunca dejó de ser pobre desde el 2010 hasta la actualidad. Así, este estudio muestra un índice de pobreza del 43,8%(18 millones de personas) y refleja que uno de cada diez ciudadanos «experimenta hambre de manera cotidiana». Además, se documentó que en la última década, la indigencia se duplicó: pasó de 4,2% (2011) a 8,8% (2021).

De esto se desprende un dato no menor: seis de cada diez personas fueron alguna vez pobres en los últimos diez años abarcados por el estudio, es decir «el 60% de la población ha sido pobre en algún momento en los últimos años».

Este informe, titulado «Radiografía de la pobreza en Argentina, ¡es urgente acortar distancias!», fue presentado el día de hoy en la parroquia Santa María Madre del Pueblo, en la Villa 1-11-14.

De la presentación participó Agustín Salvia, director del ODSA UCA, acompañado por la directora de Cáritas Laferrere, Rosa Garzón, y el monseñor Gustavo Oscar Carrara, vicepresidente de Cáritas Argentina y referente de la Pastoral en Villas de Emergencia.

Sobre el estudio, las autoridades hicieron referencia a los datos que expone, reflejando que un solo 42% de la población activa tiene acceso a un trabajo digno, mientras que el 58% de los ciudadanos solo logra conseguir «un empleo precario, un trabajo de indigencia o está desocupado».

En cuanto a esto, Agustín Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina expresó que «las personas que no han tenido acceso a la educación hoy son excluidas de los mercados de trabajo», e hizo referencia a «una brecha, un modelo económico que ha venido descartando poblaciones».

En este sentido, Salvia continuó explicando que «un 20% de la población argentina se mal alimenta o no lo hace y sufre el hambre». Del mismo modo, resaltó que «también hay hambre de educación, de salud, de trabajo y de comunidad».

Por su parte, monseñor Gustavo Carrara mencionó el relevamiento nacional de los barrios populares que realizó Cáritas Argentina, en el que se reflejó que, en la actualidad, «hay 5.687 villas en el país donde las familias no tienen acceso, por ejemplo, a agua potable o una cloaca».

Así, Salvia finalizó afirmando: «Necesitamos políticas preocupadas en la gente, que atiendan los problemas urgentes de las personas, pero también los problemas estratégicos».

compartir