Novedades

Un niño de 7 años le tiró alcohol a una salamandra, explotó y terminó con el 50% del cuerpo quemado

Un niño de 7 años se encuentra grave por la explosión de una salamandra en la localidad de Morteros, Córdoba.

El artefacto, que era utilizado para calefaccionar la vivienda, explotó tras haberle arrojado alcohol. Las llamas alcanzaron al pequeño afectándole el 50% de su cuerpo, a fuego directo.

El nene fue asistido, primeramente, en un centro de salud local pero luego se decidió su traslado, con cordón sanitario, hacia la ciudad de Córdoba

La doctora Verónica Petri, directora del Hospital de Niños, indicó en Pensavalle Informa, por radio Universidad que el pequeño se encuentra en «terapia intensiva, complejizado, con un estado crítico reservado».

«El paciente está inestable, tiene quemaduras en la cara, el tórax, los miembros. Está intubado, con compromisos en las vías aéreas y hay que ir viendo la evolución», indicó la médica.

compartir