La Fuerza Aérea Argentina conmemora el 10 de agosto, un nuevo aniversario de su creación. En 1912, el entonces Presidente de la Nación, Roque Sáenz Peña, firmó el decreto de creación de la Escuela de Aviación Militar, en terrenos de El Palomar, Provincia de Buenos Aires. Este centro formador de los aviadores militares argentinos, luego sería trasladado en 1937 a la Ciudad de Córdoba, su actual asiento.

La visión de nuestros precursores permitió asociar la incipiente  actividad de vuelo a la defensa de nuestra soberanía, y a través de la progresiva  capacidad  que el poder aéreo adquiría, contribuir  desde esa primera unidad aérea militar creada en nuestro país, a la concreción de la defensa y de los más altos intereses de la nación.

La institución, desde sus orígenes, tiene como misión específica organizar, mantener y alistar las fuerzas aéreas de la Nación, con el fin de contribuir a la defensa nacional, ejerciendo la soberanía en el espacio aéreo.

Por otro lado, la Fuerza Aérea, a través de sus Institutos de Formación, a lo largo de los años, prepara y perfecciona a su personal, revalorizando el sentido de la vocación, de modo tal que todos sus integrantes asuman la responsabilidad de contribuir al cumplimiento de los altos y exigentes objetivos de la institución.

En la actualidad la Fuerza Aérea, responde a las demandas y necesidades de la comunidad.

En este sentido, abarca un gran número de actividades:

  • Realiza búsquedas y salvamentos.
  • Participa activamente en el combate contra incendios.
  • Realiza acciones comunitarias en catástrofes naturales.
  • Ofrece ayuda humanitaria a nivel nacional e internacional.
  • Con sus vuelos en y hacia la Antártida, abastece y mantiene comunicadas las bases y campamentos científicos en el Continente Blanco.

Desde sus comienzos, la Fuerza Aérea Argentina trabajó con responsabilidad y firmeza, para corresponder ética y profesionalmente al cuidado de los intereses constitucionales que le fueron conferidos.

 La Fuerza Aérea Argentina celebra un nuevo aniversario como parte indivisible de la sociedad, manteniendo y renovando su compromiso con la Nación, al custodiar y proteger el espacio aéreo argentino.