El presidente de UruguayLuis Lacalle Pouflexibilizó el cierre de las fronteras de ese país, que se había endurecido el 21 de diciembre ante el salto en los casos de coronavirus. Ahora, los extranjeros residentes podrán solicitar un permiso para ingresar, así como aquellos que necesiten viajar por «situaciones justificadas de reunificación familiar».