Luego del duro documento emitido por el Centro de Comercio e Industria de Concordia, el cual tuvo su réplica por parte del municipio de Concordia en el mismo tono y de alto voltaje, en la mañana de este jueves, se sumó la palabra del Asesor Económico del municipio Cr. Álvaro Sierra. 

En diálogo con Mónica Saavedra para 96.5 FM Cadena Entrerriana el Cr. Sierra analizó algunos puntos del comunicado del CCIS que consideró pertinente dejar en claro, para la institución y la comunidad en su conjunto. También se refirió a los objetivos y metas y compromisos de la cartera a su cargo para el presente año.

 «Reclamo por la presión fiscal». En este punto Sierra entendió que ese reclamo no es atribuible al municipio dado que, desde hace 5 años desde la llegada a la intendencia de Enrique Cresto se viene cumpliendo con la misma política anunciada, ir disminuyendo la presión fiscal sobre todo en aquellas tasas que tenían alícuotas superiores al nivel provincial. Puntualmente son la tasa comercial y la de alumbrado público que, justamente afecta al comercio. Antes en las dos tasas los contribuyentes tributaban el 1,8% hoy es del 1,3% y el promedio a nivel provincial es el 1,6%; lo mismo ocurrió con la tasa de alumbrado. Concordia estaba con el 2o y pico porciento y se bajó al 16%, por lo tanto esta es la realidad en lo que atañe a la «presión fiscal» y que afectaría al sector comercial «si se quiere», con lo que tiene que ver con un tributo a nivel local.

Por otra parte para este año 2021 la Ordenanza Tributaria es la misma que venimos sosteniendo y solo se hizo la actualización de los mínimos, no hay aumento de alícuotas, por lo tanto no hay aumento ni nuevos tributos. La actualización de los mínimos  responden necesariamente al contexto inflacionario y no hay otra forma para no desfinanciarnos, dijo Sierra.

Y dejó en claro que desde el municipio durante el 2020 «la mayoría de los contribuyentes cumplieron con sus obligaciones y eso permitió cerrar con equilibrio fiscal»; subrayando que sí, bajó la recaudación de la tasa comercial pero no hay morosidad. Y sostuvo que, una de las medidas adoptadas por el municipio ante la pandemia y en beneficio del contribuyente quedaron suspendidos los apremios fiscales, teniendo en cuenta el contexto que estamos atravesando tanto en el sector público como privado, afirmó.

Explicó si por caso la crítica del CCIS apunta a los intereses  que cobra el municipio por mora en los tributos, tampoco sería correcto dado que la tasa de interés es baja y en todo caso es tan así que algunos dejan de pagar el tributo, hacen inversiones financieras, para luego pagar los tributos municipales, exclamó.

Si o No, a la modificación de la Ordenanza Tributaria. Luego de afirmar que cada año la provincia realiza una actualización del valor fiscal de las propiedades, siempre se da la misma discusión, «la modificación de la Ordenanza Tributaria». Cuando la provincia toca el valor del m2, una de las variables que toma en cuenta para evaluar la nueva valuación fiscal, es cierto que  la tasa inmobiliaria y de agua se ven impactadas por ese aumento -aclarando que no comprende a todo el universo de contribuyentes- el 70% de contribuyentes abonan el mínimo y este incremento solo impacta en un 30%, justificó. Y la realidad es que desde siempre ha sido así, es como se implementa en la mayoría de los municipios, explicó.

400 millones de pesos menos.- Este es el monto que no recibió de su presupuesto 2020 el municipio local. De los cuales, 200 millones fueron el costo del largo listado de medidas implementadas por el gobierno municipal para aplacar la pesada carga y el impacto que causó la situación de pandemia y otros 200 millones por la caída de la coparticipación nacional, «el municipio sí hizo un esfuerzo», sabemos que con estas medidas no vamos a salvar al sector privado y mucho menos al comercio pero debemos sincerarnos y reconocer que, «lo que nosotros exigimos al contribuyente representa muy poco en relación a lo que pagamos todos en impuestos al estado nacional, todo se va a Nación y provincia, solo el 3% viene al municipio», subrayó.

Deuda crediticia en dólares. En principio dejó especificado que el municipio tiene un solo crédito como deuda consolidada en la actualidad que tomó con la provincia y, cuyos intereses se pagan en dos cuotas semestrales y, que se viene cumpliendo con esos pagos sobre el empréstito por U$S4.500.000 dólares y la amortización de capital se pagará en 2023, 2024 y 2025. Luego detalló que, los municipios que tomaron el crédito lo hicieron con la provincia de Entre Ríos bajo las mismas condiciones que esta pactó con las entidades internacionales.(monto del crédito internacional provincial $500 millones de dólares aproximadamente). 

Concordia le debe a la provincia su crédito en dólares. En este sentido el Asesor Económico del municipio explicó que, «el gobierno nacional sugirió a los gobiernos provinciales la sostenibilidad de la deuda pública y les pidió que hicieran sus mayores esfuerzos para reestructurar sus deudas. Cuando comenzó a reestructurar su deuda pública invitó a los municipios si se querían adherir o seguían con las mismas condiciones de pago. Concordia aceptó la reestructuración pero a diferencia de otros municipios nosotros seguimos pagando con las mismas condiciones que teníamos, mientras sale la nueva reestructuración.

Y no se guardó la respuesta y le dejó aclarado al diputado Esteban Vitor(JxC) quien en declaraciones a Cadena Entrerriana había sugerido otra cosa respecto al tema de los pagos que realizaban los municipios por sus deudas, Sierra entonces dijo: » los municipios tenemos la deuda con el estado provincial pagamos y acordamos con ella, sí esta renegociación hubiere resultado positiva también lo sería para nosotros y no tiene nada que ver que los municipios le estemos pagando a la provincia, con que la provincia esté o no pagando a los acreedores privados. Y agregó, «digo esto porque se decía que la provincia se quedaba con la plata de los municipios y nada que ver».

Para explicar porque la provincia no pagó su compromiso a pesar de tener equilibrio fiscal señaló «lo que sucedió acá es que desde que la provincia emitió esos bonos el tipo de cambio tuvo un aumento del 191% y los ingresos en la provincia fueron del 92%» en ese mismo periodo. Este produce un desfasaje enorme y lo que está haciendo el gobernador Gustavo Bordet es perfecto; está tratando de acomodar el desfasaje a través de una reestructuración de la deuda. Es un proceso de negociación incluido la demanda en los tribunales de los EE.UU, y confió que tarde o temprano eso se va a revertir. «Lo que está haciendo el gobernador es tratar de que esa deuda se ajuste a lo que es su Presupuesto anual», explicó desdramatizando la situación.

Expectativas para 2021. Sierra opinó que, ve bien los objetivos que se fijó el gobierno de lo que quieren para este año, son posibles de cumplir. Todos coincidimos que el 2020 fue el año del piso y este año hablamos de un crecimiento mínimo del 3,5 , otros hablan de 5 o 6 puntos. Y más allá de las expectativas y los pronósticos como el de llegar a bajar 5 puntos la inflación este año nadie puede asegurarlo, porque estamos atravesados por esta situación tan particular como es la pandemia que condiciona la actividad económica. Y agregó, sí, observo que el gobierno está consciente que el gasto público lo tiene que restringir, hay que ver si lo puede cumplir por eso en el presupuesto nacional 2021 no están incluidos los subsidios como el IFE, ATP, esto significa que está tratando de bajar el déficit fiscal en 6 puntos.

Otro factor a tener en cuenta para que esto se pueda cumplir es la cuestión política, la crisis institucional que hoy vive el país; tenemos la crisis sanitaria, económica y la peor que es la política, dijo el funcionario.

Un país no puede crecer con este grado de enfrentamiento. Y vemos la judicialización política no solo a nivel nacional sino que ya ocurre en las provincias en los municipios, cuestiones que tienen que resolverse en el ámbito político, llegan a la justicia para resolver algo político, que no tiene nada que ver. «No se si la gente evalúa el grado de deterioro que existe y así es imposible avanzar con esta forma de hacer política».

La agenda económica no puede estar subordinada totalmente a una cuestión ideológica, hasta que no se resuelvan estos temas de fondo, es poco probable que en el país determinadas medidas económicas resulten exitosas, porque van a caer todas por mas buenas que sean, en un país donde no hay consenso, donde hay enfrentamiento con una mitad para un lado y otra por mitad por otro.

Planteó que «la oposición y el gobierno deberían tomar 15 puntos y trabajarlas como políticas de estado y vamos todos para adelante, de lo contrario, será todo mas difícil».

En este sentido planteó, desde el municipio tenemos claro que no puede haber un sector privado que no funciona y un sector público  que si o al revés, inexorablemente los dos sectores están atados  pero la realidad es que desde lo local podemos acompañar como se viene haciendo con medidas concretas y que implementamos ante esta pandemia, el compromiso está y siempre será contemplado, sin desfinanciarnos,  pero hay decisiones que parten de políticas nacionales en las que no tenemos decisión, ni competencia, analizó.

Seguiremos acompañando al comerciante y al contribuyente donde hay un universo de entre 45.000 y 50.000 personas que pagan tributos municipales y  en ese universo grande tratar de llegar lo más posible. Recordando que «en 2020 Concordia tuvo que quintuplicar la ayuda social para contener la problemática social que estuvo trayendo esta recesión económica».

Entonces, por un lado está el comercio y los servicios y por el otro lado está el sector más castigado que atender con la responsabilidad de garantizar la prestación de los servicios públicos por lo cual la gente paga las tasas municipales, y que todos esos servicios necesitan insumos cuyos costos también crecen al ritmo de la inflación, de alguna manera tienen que ser financiados.

Agregando que en este escenario en 2020 la obra pública no se frenó, para ninguna de las obras adjudicadas y licitadas y también es cierto que no aumentó en términos porcentuales la obra pública por razones obvias que trajo aparejada la pandemia.

Todo esto no solo se hace ordenado desde el gobierno se hace trabajando con las instituciones y es una tarea que el intendente Alfredo Francolini realiza diariamente; habrá mayor acuerdo o no pero, el vínculo está y se los escucha, con miradas distintas o no para la resolución de los temas pero no es un gobierno que esté cerrado o que no escuche o que no intertactue con las instituciones de la ciudad, todo lo contrario.

Otra forma de acompañar es cumplir con nuestras obligaciones como lo es la planta de personal de 1800 empleados o familias que tiene el municipio, y que representan 180 0 200 millones de pesos mensuales en materia salarial que se vuelcan al consumo local y eso influye en el comercio.

En cuánto a los proyectos para este año en carpeta dijo que la inauguración y apertura de la nueva oficina de Renta Municipal, la cual está totalmente equipada tanto en estructura, mobiliarios y tecnología,  se vio demorada por la situación de pandemia dado que en la actualidad se va rotando el personal y solo el 50% está prestando servicios presenciales. Mientras tanto recordó que mediante el sistema de modernización que implementó esta gestión los trámites se pueden realizar vía on line, como es el caso de la tasa comercial que se puede presentar la declaración jurada por la pagina web, o en el caso de la tasa de agua si no la recibió o la perdió la puede imprimir y para pagar hay distintos medios digitales y electrónicos para realizarlo. Esto lo recomendó para evitar largas filas y demoras como ocurrió en los últimos días en dicha oficina.

Firma Digital. Sierra apuesta a que en el transcurso de este año se pueda contar con el 100 por ciento del recurso humano municipal, en la actualidad hay un sistema de rotación y esto afecta la agenda de los objetivos que tenemos este 2021, señaló. En materia de modernización este año se trabajará con informática en el área de liquidación de sueldos y también para nosotros es fundamental la tesorería municipal, queremos tener una área moderna, accesible y rápida para quien requiere de ese servicio y está planificado llevarlo a cabo este año. Pero, el objetivo estará puesto en la firma digital y eliminar todo lo que es el papeleo y la «burocracia mala» porque la buena es que haya controles en los procedimientos, y la otra la «mala» es donde tenemos que llevar papeles y los expedientes van de un lado para otro, eso se corrige con la firma digital, que hace muchos años que siempre está en la agenda y se va pasando de un año a otro pero creo que este año estamos en condiciones de dar ese gran avance.

También seguiremos avanzando con la parte de informática en lo que respecta a servicios online donde se pueda hacer hasta una habilitación, para evitar perdidas de tiempo, darle agilidad y no tenga costos para ir hasta el municipio .

Pero para el Asesor de Economía del municipio el gran desafío será la implementación de la firma digital. Si bien los números y las finanzas están ordenadas queremos tener un municipio cada vez mas modernizado, donde el beneficio es poder dar resolución más eficiente y en tiempo real a los trámites de los vecinos. El intendente nos pidió a todas las áreas los programas para 2021 y en una próxima reunión será él en definitiva quien le de la prioridad y orden para la ejecución de los mismos

Esta es una gestión que trabaja con la proyección a largo plazo lo cual es muy positivo, es decir no hay mirada de corto plazo, el problema del país en materia económica es que siempre hemos tomado medidas cortoplacistas y por eso nos va como nos va.

Esta mirada desde la gestión que asumió Enrique Cresto es la que nos diferenció de otros municipios y tratar de ver un poco más hacia adelante, finalizó el Cr Álvaro Sierra.

Fuente: Cadena Entrerriana