«Hay más errores». Minutos después de que la flamante ministra de Salud, Carla Vizzotti, dejara el despacho del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la Casa Rosada confirmaron a Clarín que este lunes a la tarde, cuando el Gobierno difunda la lista completa de quienes fueron convocados para vacunarse en forma VIP, en el Hospital Posadas y en el Ministerio de Salud, trascenderán más nombres, además de las «diez personas en situación incorrecta» a los que aludió la reemplazante de Ginés González García.

Acaso por gratitud a su «padrino» familiar y político, a pesar de que la relación entre ambos se había desgastado en los últimos meses, Vizzotti dijo que «desconocía» que se estaba vacunando personas en el Ministerio y esbozó una defensa hacia González García al afirmar que «no hubo un vacunatorio VIP» a nivel nacional, sino que se trató de «una situación puntual».

Pero la publicación de la nómina que hará esta tarde es parte de un golpe de efecto que quiere dar la ministra en los primeros días de su gestión. Su apuesta de adelantarse a lo que investigue la Justicia y visibilizar las irregularidades que ocurrieron en el Ministerio de Salud tiene como objetivo cerrar la polémica. De todos modos, en el Gobierno admiten que la lista es un poco más amplia de los nombres que reveló Clarín.

Antes de subirse al avión rumbo a México, Alberto Fernández le pidió a Cafiero que le trasladara a Vizzotti su respaldo para avanzar «sin condicionamientos» en una investigación interna.

En ese sentido, diferencian: «Un error no es el personal estratégico, como puede ser un ministro, o un funcionario de primer nivel cercano al Presidente». Para diferenciarlo, una alta fuente de la Casa Rosada, adelantó que en la nómina que se conocerá esta tarde surge el nombre de otro periodista, además del de Horacio Verbitsky, quien el viernes admitió haberse vacunado de forma diferenciada en el Ministerio de Salud.

«Un periodista no tiene por qué estar vacunado, pero el ministro (Martín) Guzmán o los funcionarios que están junto al Presidente, sí», planteó. Serían «no más de diez casos» adicionales a los que ya se publicaron. «Una carilla», acotó un funcionario que conversó del tema con Vizzotti.