Organizaciones sociales se oponen a la decisión del Gobierno de la Ciudad de la reconversión del programa “Veredas limpias”, en el que participan 2.500 cooperativistas.

Dicho programa funciona desde hace diez años bajo un convenio anual en donde los cooperativistas trabajan a diario en la limpieza de veredas, parques y espacios públicos y cobran un salario mensual que ronda entre los $11.000 y los $16.000.

Somos Barrios de Pie Capital, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), la FeNaT CTA Autónoma, la Corriente Clasista Combativa (CCC), La Dignidad Confluencia, el Movimiento Evita, el Frente Popular Darío Santillán y la Federación de Organizaciones de Base (FOB) exigen una actualización de los salarios de los cooperativistas así como la ampliación de los cupos para incorporar a nuevos trabajadores.

Para ello, esta tarde a las 17 brindarán una conferencia de prensa en el Obelisco.

Sin embargo, «el gobierno porteño pretende finalizar los convenios de Veredas Limpias y conformar en su reemplazo polos productivos” con convenios que tendrían tan sólo cuatro meses de duración y donde serían las propias cooperativas las que deberían absorber los costos de maquinarias e insumos para la producción», advierten.

Las organizaciones sostienen que esto genera «una gran inestabilidad sobre los futuros ingresos salariales».

De acuerdo a lo últimos datos arrojados por el INDEC correspondientes al mes de enero 2021, una familia con cuatro integrantes debe reunir $23.722 para no situarse debajo de la línea de indigencia (Canasta Básica Alimentaria) y $56.459 respecto de la línea de pobreza (Canasta Básica Total).

En el actual contexto de crisis, de aumento de precios de los alimentos y del costo de vida en general, el ingreso de los cooperativistas es un elemento fundamental para la subsistencia de miles de familias de los sectores populares de la Ciudad.