El hombre de Paraná entiende que su hija presa en Corrientes, no tiene nada que ver con el hallazgo de marihuana. El padre sospecha de la amiga.

La noticia difundida esta semana en la que se daba cuenta de la búsqueda judicial en Paraná de una mujer que se había ausentado de su casa, y que finalmente fue localizada presa en Corrientes, tuvo este sábado la reacción del padre de la trabajadora municipal detenida, que esperan que se aclare la situación para intentar demostrar la inocencia de María Fernanda Melchor.

Como se recordará, todo se inició con la información oficial brindada desde los tribunales de Paraná, que daba cuenta del pedido de colaboración en la localización de la mujer de 31 años, que no había sido vista por sus familiares en los últimos días, y llevó a la presentación judicial para realizar el reclamo para su búsqueda.

Lo que cayó como un balde de agua fría, fue la información suministrada por Gendarmería, que al enterarse del pedido de búsqueda de la Justicia de la paranaense que trabaja en la Municipalidad de Paraná, confirmó que la misma se encontraba detenida en Corrientes junto a otra mujer, a causa de una situación vinculada con el tráfico de estupefacientes.

 

Los medios de Corrientes se hicieron eco de la noticia de Entre Ríos, y este sábado informaron que dos mu­je­res que via­ja­ban en un au­to­mó­vil car­ga­do de ma­ri­hua­na re­sul­ta­ron de­te­ni­das en un con­trol ca­mi­ne­ro de Gen­dar­me­ría Na­cio­nal Ar­gen­ti­na (GNA), dis­pues­to so­bre Ru­ta Na­cio­nal 14, en el de­par­ta­men­to co­rren­ti­no de San­to To­mé.

Efec­ti­vos de­pen­dien­tes del Es­cua­drón nú­me­ro 57 “San­to To­mé” es­ta­ban tra­ba­jan­do en la iden­ti­fi­ca­ción de per­so­nas y ve­hí­cu­los au­to­mo­to­res, es­pe­cial­men­te aque­llos que se di­ri­gí­an des­de la zo­na Nor­te ha­cia el Sur.

Por tra­tar­se de una “ru­ta obli­ga­da” pa­ra el nar­co­trá­fi­co, los pro­ce­di­mien­tos son más in­ten­si­vos al de­tec­tar­se mo­vi­mien­to de ve­hí­cu­los pro­ve­nien­tes de Mi­sio­nes e, in­clu­so, de Pa­ra­guay.

Diario Epoca detalló que el personal de Gendarmería pa­ró un au­to­mó­vil de co­lor blan­co, mar­ca Fiat, mo­de­lo Ar­go.

El ro­da­do era ocu­pa­do por dos mu­je­res adul­tas. A con­ti­nua­ción, co­men­za­ron a ha­cer­le una se­rie de pre­gun­tas de ru­ti­na a la con­duc­to­ra, ati­nen­tes al lu­gar de par­ti­da de su via­je, así co­mo al des­ti­no. Ade­más, so­li­ci­ta­ron to­das las do­cu­men­ta­cio­nes.

Lo que pa­re­cía una ru­ti­na, co­men­zó a des­viar­se ha­cia un ope­ra­ti­vo a la bús­que­da de al­gu­na car­ga ilí­ci­ta, ya que las per­so­nas in­te­rro­ga­das de­mos­tra­ron un evi­den­te es­ta­do de ner­vio­sis­mo.

Los efec­ti­vos ins­pec­cio­na­ron la par­te ex­te­rior del au­to­mo­tor con la par­ti­ci­pa­ción del can de­tec­tor de nar­có­ti­cos “Lau­ri­ta”. De esa ma­ne­ra, con­fir­ma­ron que en su in­te­rior exis­tía al­gu­na cla­se de sus­tan­cia es­tu­pe­fa­cien­te.

La no­ve­dad fue in­me­dia­ta­men­te co­mu­ni­ca­da al Juz­ga­do Fe­de­ral con asien­to en Pa­so de los Li­bres. Des­de esa es­fe­ra ju­di­cial or­de­na­ron el re­gis­tro com­ple­to del au­to­mó­vil en pre­sen­cia de dos tes­ti­gos.

Más tar­de, en el es­pa­cio del ba­úl, de­ba­jo de al­gu­nos bol­sos, ca­jas de car­tón y fra­za­das, los gen­dar­mes en­con­tra­ron 67 pa­que­tes con la for­ma de “la­dri­llos”, car­ga­dos de pi­ca­du­ra de ma­ri­hua­na en un pe­so to­tal de 49 ki­los con 297 gra­mos, va­lua­da en 8 mi­llo­nes de pe­sos.

Las dos mu­je­res ma­yo­res de edad su­pie­ron en­ton­ces que iban a que­dar de­te­ni­das e im­pu­ta­das en el de­li­to de nar­co­trá­fi­co.

Los te­lé­fo­nos ce­lu­la­res, do­cu­men­tos y otros efec­tos per­so­na­les que­da­ron in­cau­ta­dos a la es­pe­ra de con­ti­nuar con la pes­qui­sa.

Se pre­su­me que al me­nos una de ellas fue cap­ta­da y usa­da co­mo “mu­la” por una red de­lic­ti­va. Es­to ha­bría ocu­rri­do a cam­bio de al­gu­na pro­me­sa de re­mu­ne­ra­ción mo­ne­ta­ria.

Desde Corrientes se confirmó que las dos paranaenses detenidas, son: María Fernanda Melchor, de 31 años, empleada municipal, y la conductora Analía Mangona de 51 años, de profesión sicóloga, que reviste en la Fuerza Aérea Argentina, en la capital entrerriana.

El vehículo que transitaba desde Corrientes hasta Paraná, pertenece a la señora Mangona, y de esa manera las dos quedaron detenidas a disposición de la Justicia Federal de Paso de los Libres.

«Es inocente»

Este sábado a la tarde, UNO pudo dialogar telefónicamente con el padre de Melchor. El hombre de 64 años, no ocultó su preocupación por la situación en que se encuentra su hija. Se mostró molesto con algunas informaciones incorrectas, y tambien no entendió por qué la politización del caso en Paraná.

José Melchor aclaró que su hija desde hace muchos años trabaja en la Municipalidad de Paraná, y le pareció «despreciable» cómo los políticos trataron de sacar rédito de esta situación judicial.

«Ella ingresó a trabajar como muchos, y luego por su antigüedad y por las gestiones del sindicato pasó a planta con otros trabajadores, pero no por un favor de alguien en particular», explicó a la hora de marcar que no le parece correcto la pelea verbal entre el actual oficialismo en la Municipalidad y la oposición endilgándose la responsabilidad del nombramiento y la vinculación con el mundo narco.

«Mi hija no anda en cosas raras, nunca tuvo problemas policiales y judiciales, y ahora espero que se aclare todo, porque nosotros creemos que es inocente y no tiene nada que ver con el tema de la droga«, añadió Melchor visiblemente nervioso por la situación que le toca vivir a toda su familia.

Sobre el viaje de la hija a Corrientes, admitió tener poca información de los movimientos de mujer de 31 años. «La amiga la invitó a viajar, para ir a buscar uno o algunos celulares. El viaje iba a ser muy corto, y por eso no llevó nada. Así fue que luego de varios días nos enteramos por la Policía que estaba detenida o demorada. Lo que nos paralizó, sorprendió y conmovió porque ni idea de lo que estaba pasando».

«La verdad es que no sabemos qué decir, solo que no creemos que ella ande en esas cosas, y me da la sensación que su amiga (conductora) tendrá mucho que explicar a la Justicia», resaltó Melchor para indicar: «En las próximas horas tenemos previsto viajar a Corrientes, a Paso de los Libres para hablar con la defensora oficial y allí conocer mejor la situación judicial de ella. Confiamos en la funcionaria judicial y esperaremos a que todo esto se aclare como corresponde», consignó UNo.

En tanto confirmado.ar publica que, se pre­su­me que al me­nos una de ellas fue cap­ta­da y usa­da co­mo “mu­la” por una red de­lic­ti­va. Es­to ha­bría ocu­rri­do a cam­bio de al­gu­na pro­me­sa de re­mu­ne­ra­ción mo­ne­ta­ria.

Hace unos meses, un testigo clave del triple crimen, Lisandro Alexis Luna, fue detenido en Corrientes con 120 kilos de marihuana, Luna, también es empleado de la Municipalidad de Paraná. Se presume que Luna fue o testigo o entregador en el accionar de los sicarios en Paraná cuando aquel domingo, en plena siesta, dos muchachos a bordo de una moto ejecutaron a balazos a tres hombres: Laureano MoralesGermán Herlein y Cristian Barreto.