Se contempla la condonación de hasta el 100 por ciento de multas e intereses para los contribuyentes que no registraban deuda a febrero de 2020. También habrá un esquema para aquellas deudas anteriores al ASPO.

A partir del decreto firmado por el gobernador Bordet este martes en el Centro Provincial de Convenciones, el gobierno de la provincia implementará un esquema preferencial para que los contribuyentes que no registraban deuda a febrero de 2020 puedan regularizar las deudas generadas en la pandemia. Comprende la condonación del 100 por ciento de las multas y, respecto a los intereses, la condonación será de entre el 100 por ciento y el 80 por ciento de acuerdo a la cantidad de cuotas con las que opte financiar el contribuyente.

El nuevo plan de regularización también establece un mecanismo diferencial que beneficiará a los contribuyentes que adeudaban tributos con anterioridad a febrero de 2020, los esquemas de condonación de multas e intereses y de financiación de la deuda serán de acuerdo a la capacidad contributiva del contribuyente que se clasificará en pequeños, medianos o grandes y podrá ser hasta 36 cuotas.

Se podrá acceder a través del sistema de gestión de adhesión con turnos web a partir del 15 de abril y hasta el 30 de julio de 2021 de acuerdo a la modalidad que instrumente la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) en el marco de los protocolos sanitarios.

“Apoyar el desarrollo de la actividad económica es una prioridad para la provincia y para la gestión. Por eso hemos trabajado en este nuevo plan de regularización de deudas que contempla la situación generada desde que se desató la pandemia. Creemos que el compromiso unido del Estado y el sector privado es la manera de salir adelante y avanzar en la recuperación de la economía”, sostuvo el ministro de Economía, Hugo Ballay quien acompañó al gobernador.

En ese marco, también estuvo presente el ministro de Producción, Juan José Bahillo, quien resaltó que “este aporte que estamos haciendo hoy al dinamismo de distintas empresas y sectores de la provincia significa un esfuerzo de gestión y administración muy grande”, sin embargo, acotó, “estamos convencidos que el diálogo y el trabajo permanente nos permitirá reconstruir el camino de la producción y el trabajo que tanto necesitamos cuidar”.

Por otra parte, Bordet también firmó el decreto que actualiza el encuadre de los contribuyentes del impuesto a los ingresos brutos según su capacidad contributiva. La nueva norma contempla la aplicación de alícuotas reducidas y el acceso a exenciones a este gravamen.

“Se trata de una medida que hemos dialogado con distintas cámaras empresariales, y que permitirá que las pequeñas y medianas empresas de la provincia se vean favorecidas con la inclusión en esta nueva escala y el acceso a nuevos beneficios”, puntualizó Bahillo.

En ese marco, a partir de mayo entrará en vigencia la actualización de la escala MiPyME, referida a la variable ventas totales anuales. Para ello se realizó una actualización de los valores de referencia de cada categoría y sector de actividad en orden al 60 por ciento, que permite la inclusión de gran número de contribuyentes a los beneficios tributarios previstos en el Código Fiscal.

Por último, el mandatario entrerriano también suscribió la actualización del avalúo del impuesto inmobiliario rural y subrural 2021. Los porcentajes fijados para las parcelas rurales y subrurales fueron analizados de acuerdo la legislación vigente, e incluyeron adecuaciones de las variables que determinan los valores básicos por hectáreas en las 37 zonas agroecológicas de la provincia. El tope de incremento acordado para este año es del 36 por ciento. Asimismo, se ratificaron los esquemas de descuento por buen pagador y pago único.