«Tras la amenaza de la funcionaria de poner más derechos de exportación para frenar la suba en los alimentos, dirigentes del sector consideraron que sus declaraciones “enervan a los productores”

Tras las declaraciones de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, donde volvió a insistir con más retenciones para la carne o algún mecanismo de encajes, desde el campo le respondieron con dureza a la funcionaria. En el agro hay preocupación tanto por más trabas sobre la carne vacuna como a la posible implementación de algún mecanismo de encaje para el maíz que, con el fin de cumplir con el abastecimiento interno, lleve a una suerte de freno a las ventas al exterior.

“Hemos dicho hasta al cansancio que sino se revisa la cadena y especialmente la parte impositiva, jamás se van a modificar los precios locales de las mercaderías”, remarcó Horacio Salaverri, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap).

“Indudablemente, el trasfondo de todo esto es un tema recaudatorio, no se trata de morigerar precios sino de recaudar. Lo único que se hace con las retenciones es perjudicar al productor y no se va a lograr absolutamente nada de los precios de la canasta familiar”, añadió el dirigente.

Esta mañana, en declaraciones a El Destape la funcionaria había señalado: “El aumento de retenciones forma parte del abanico de medidas y está en análisis. No paguemos la comida acá como en el resto del mundo. Para desacoplar los precios de exportación de los precios domésticos hay que tomar medidas o determinadas herramientas sean declaraciones juradas, sean la suba de retenciones o determinados cupos o encajes para ser más específicos”.

Para Salaverri, Español “seguramente tampoco entiende el nivel de tensión que existe entre el Gobierno con las medidas que implementó y el sector agropecuario”.

No están dadas las condiciones para tirar de la cuerda o hacer declaraciones totalmente irresponsables”, subrayó el ruralista.

Para Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), las medidas como las propuestas por la funcionaria atentan contra la confianza del sector.

“Justamente  en la reunión de la Mesa de Enlace con el ministro de Agricultura Luis Basterra hablábamos de que hay que crear un marco de confianza para que se puedan llevar adelante diferentes proyectos y en menos de 24 horas aparecen estas declaraciones que son una contradicción total. Es muy difícil llevar adelante un proyecto con dos posiciones tan contrapuestas y tan contradictorias”, dijo Chemes.

Por su parte, Carlos Iannizzotto, presidente de Coninagro, expresó en su cuenta de Twitter: “¿Nuevamente declaraciones de este tenor? Estos dichos intempestivos enervan a nuestros productores, generan preocupación y acrecientan la grieta. Pero ya sabemos que el kirchnerismo apela a ese doble discurso de amenaza que dista de la política de diálogo que predica”.

Error

“Ojalá salga otro vocero del Gobierno rápidamente a aclarar lo que sería un nuevo error garrafal. No es restringiendo exportaciones o subiendo retenciones el mensaje de confianza que hoy necesitamos para aumentar la inversión, la producción y el trabajo que tanto necesita nuestro país”, dijo Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA).

“Está demostrado que estas medidas que ya se aplicaron en el pasado reciente y no lograron el efecto buscado, el consumo de carne bajó 10% y el precio estuvo 50% arriba del promedio inflacionario hacia el final, porque la producción bajó drásticamente”, añadió.

Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina: “Ojalá salga otro vocero del Gobierno rápidamente a aclarar lo que sería un nuevo error garrafal"
Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina: “Ojalá salga otro vocero del Gobierno rápidamente a aclarar lo que sería un nuevo error garrafal»

“Este juego de anuncios disparatados y reuniones inconducentes con planteos repetidos y voluntaristas, prometiendo difusos incentivos a la producción, sólo suman a destruir la confianza, principal activo necesario para poder construir un programa económico que permita bajar la inflación”, señaló Pelegrina, que ayer también participó del encuentro con el ministro Basterra donde la Mesa de Enlace planteó sus quejas por el registro para exportar.

Para otro lado

En tanto, la diputada nacional del PRO por Entre Ríos, Alicia Fregonese, criticó también a Paula Español. “El Gobierno nacional vuelve a amenazar al campo porque no puede solucionar el problema de la inflación”, señaló.

“El Gobierno culpa al campo de las cuestiones que no puede resolver. Se repite en sus amenazas contra el sector porque no encuentra soluciones reales a los problemas de la inflación. Lo peor es que cada vez que amenazan se frenan aún más las inversiones”, indicó Fregonese.

Y agregó: “Los gobiernos de los países exportadores de alimentos ven como una bendición la suba de precios internacionales, pero en nuestro país la secretaria de Comercio Interior se queja. Evidentemente, no entiende y se equivoca. La inflación no se baja ni con retenciones, ni con cupos, ni con declaraciones juradas. El problema es el excesivo gasto público, la emisión descontrolada, la inflación y la presión impositiva”.

“Somos uno de los países con mayor inflación del mundo. Tenemos subas de productos textiles y de electrónica superiores a las de los alimentos que no se exportan. ¿Por qué Paula Español no mira hacia otro lado y sólo ve al campo como el problema?”, se preguntó la diputada entrerriana.

LA NACION