El intendente de Concordia Alfredo Francolini mantuvo una reunión de trabajo con los titulares de Compañía Central Pampeana, la empresa que se encuentra ultimando detalles para la reactivación del Frigorífico. Tras recorrer las instalaciones del complejo, el Presidente Municipal destacó la generación de puestos de trabajo y la contribución a dinamizar la economía local, que representa la reapertura del emblemático lugar.
«Es muy importante la reactivación del frigorífico que está realizando la Compañía Central Pampeana, en esta primera etapa una reactivación parcial. Destacamos el esfuerzo que están haciendo poniendo en condiciones el lugar», expresó Francolini. «El frigorífico tiene un valor simbólico muy importante para la historia de Concordia. Su reactivación generará puestos de trabajo y sin dudas contribuirá a dinamizar la economía local», sostuvo.
«Recorrimos las instalaciones, vimos cómo están quedando, y en pocas semanas más esperamos poder volver ya con la empresa en marcha. Realmente queremos destacar y resaltar la decisión de la empresa, y renovamos el compromiso del Municipio acompañando las gestiones necesarias para su puesta en marcha», subrayó el jefe comunal.
«Venimos hace un año y medio trabajando, son edificios muy antiguos y muy grandes en dimensiones, que requieren de un intenso trabajo de acondicionamiento, de reposición de maquinarias y también de instalación de equipos tecnológicos nuevos», comentó el titular de Compañía Central Pampeana, Fernando Bengolea, quien agradeció la visita del Intendente y el apoyo del Municipio.
A su vez, el empresario comentó que «en pocos días más vendrán técnicos de Buenos Aires a instalar equipamiento que ya tenemos aquí y otros que están llegando. Para ello trabajamos junto al Municipio en un Protocolo especial tomando todos los recaudos. Tenemos un lugar preparado para que los técnicos puedan venir y realizar su trabajo que es primordial, pero a la vez que estén aislados, en cuarentena, sin vincularse con la ciudadanía de Concordia, como medida preventiva ante la situación de la pandemia que se está viviendo».
En principio, «en sesenta a noventa días el frigorífico estaría funcionando de acuerdo a lo previsto. La complejidad está dada por el Covid, ya que todas las cadenas de suministros están alteradas. Algo que generalmente se consigue en una semana, hoy demora dos a tres semanas, esto va retrasando algunos procesos», pero no obstante, «aspiramos para noviembre ya estar arrancando» con el funcionamiento de esta primera etapa del frigorífico, dijo por último Bengolea.